Share
Rate this post

La hidrolipoclasia consiste en la mezcla de mesoterapia reductiva drenante y reafirmante disuelta en un suero fisiológico. Esta se aplica en zonas adiposas localizadas y celulitis. Rompe la célula grasa (el adipocito) de forma que se libera la grasa que contiene en su interior. Esta grasa “liberada” se elimina por vía linfática y venosa, metabolizándose en el hígado y desapareciendo así del organismo.

Es sin lugar a dudas una de las mejores opciones para evacuar y eliminar los rollitos en la cintura. Ofrece una posibilidad real a las personas inconformes con su físico y que temen a los riesgos de la cirugía.

Es prácticamente accesible a cualquier persona, ya que sus contraindicaciones son casi nulas. En adición a ello, es un tratamiento motivador debido a que sus resultados se observan en las primeras sesiones.

 

¿Cómo funciona la hidrolipoclasia o liposucción sin cirugía?

Un médico especializado valorará el caso y determinará qué parte o partes del cuerpo tienen un exceso de grasa, marcando la zona a tratar y explicándote al paciente el resultado acorde a sus necesidades.

Una vez hecho esto, se inyecta suero fisiológico con baja “osmoralidad” en las zonas marcadas previamente por el especialista médico. Este suero introduce una solución de agua con otros componentes dentro de la célula grasa y provoca la rotura de la célula grasa.

Después se aplica un tratamiento de ultrasonidos y drenaje linfático que consigue liberar completamente la grasa que contenía la célula ya rota.

 

Ventajas de la hidrolipoclasia:

  • Elimina sin bisturí en forma rápida y natural el abultamiento, llantitas, lonjas, o rollitos.
  • Eliminar adiposidades localizadas.
  • Es efectiva; no requiere anestesia ni hospitalización, no es invasiva y no tiene riesgos.
  • Es indolora (según el umbral al dolor de cada paciente).
  • El paciente continúa inmediatamente con sus actividades habituales. Se realiza en ambos sexos.

 

Contra la grasa

La grasa localizada se caracteriza por ser un cúmulo de tejido adiposo en determinadas regiones del cuerpo. De manera más frecuente se presenta en los costados, abdomen, caderas, parte superior de las piernas, y espalda. Este tipo de adiposidades difícilmente se elimina con actividad física y dietas.

El éxito de la hidrolipoclasia lo proporciona el alto porcentaje de pacientes satisfechos. Es cuatro veces más rápida que la cavitación médica y los resultados son rápidos, por eso el tratamiento es tan bien aceptado en los círculos especializados y en los foros relacionados con la celulitis y la grasa localizada.

Es imprescindible que durante el tiempo que dure el tratamiento de hidrolipoclasia, se realice una dieta baja en grasa y alcohol para favorecer la metabolización de la grasa que hemos liberado.

 

Duración

Aproximadamente son 60 minutos de duración por zona y sesión. La cantidad de sesiones variará en función de la zona a tratar el tipo de grasa acumulada y la cantidad de grasa que el paciente quiera eliminar

 

Cuidados que requiere

No se requiere ninguno en especial, pero sí es conveniente utilizar diariamente una crema o aceite de efecto drenante.

Conviene usar ropa cómoda y ajustada; si la zona del tratamiento es abdominal, una faja fina para favorecer más rápidamente la eliminación.

La hidrolipoclasia es un tratamiento que no requiere cuidados especiales tras su realización.

Luego de realizado el tratamiento son necesarias algunas sesiones de masajes de drenaje linfático (entre 6 y 10) para favorecer la recuperación y la eliminación total de la grasa localizada.

Son recomendables sesiones de masajes linfáticos para favorecer la recuperación y la eliminación total de la grasa localizada. Estos masajes se pueden realizar en el mismo centro donde se le realiza la hidrolipocasia o en cualquier otro centro especializado.

 

¿Es una solución permanente?

Sí, es una solución permanente. La hidrolipoclasia extrae totalmente la grasa localizada y ésta no se reproduce.

Con esta técnica se rompe el adipocito liberando la grasa en su interior, y al liberarse conseguimos eliminarla, por lo tanto esos adipocitos quedan rotos y no se puede acumular grasa en ellos de nuevo. No obstante, es necesario llevar una dieta sana y equilibrada y ejercicio, ya que se pueden formar otras células grasas completamente nuevas, y/o acumularse en zonas adyacentes a la zona tratada con hidrolipoclasia, y es algo estéticamente poco recomendable.

 

Contraindicaciones

Es muy importante que durante el tratamiento el paciente no se exponga a la luz directa del sol . Esto podría provocar marcas y quemaduras no deseadas al paciente.

Sentirá tal vez unos ligeros pinchazos cuando se inyecta la solución, pero anestesiamos la zona así que esto dependerá en cualquier caso del paciente y su sensibilidad. En la parte en la que se trata al paciente con ultrasonido, la sensación es fresca y agradable, incluso ha habido casos de pacientes que se quedan dormidos.

A las mujeres embarazadas y durante la lactancia no se les puede practicar una sesión de hidrolipoclasia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *