PRIMEROS AUXILIOS

Se denominan primeros auxilios a los cuidados inmediatos, adecuados y provisionales brindados a las personas accidentadas o con enfermedades de aparición súbita antes de la llegada de profesionales o especialistas de la salud de la respectiva atención.
Dentro de los llamados primeros auxilios nos encontramos con dos clasificaciones:
Primeros auxilios
  • PRIMEROS AUXILIOS EMERGENTES O DE EMERGENCIA
Son aquellos que implican la atención de situaciones en las que existe peligro vital para el accidentado. Tal es el caso de paro cardiorrespiratorio, asfixia, shock, hemorragias y envenenamiento.
  • PRIMEROS AUXILIOS NO EMERGENTES
Son aquello en los cuales no existe un peligro de gran magnitud. Algunos ejemplos de esta atención pueden ser un dolor abdominal, una fractura de brazo.
¿Qué se debe hacer antes de aplicarlos?
Sobre todo, en los accidentes, pero aplicables a todos los casos, existen fundamentos conocidos como las 3S o PAS en español, los cuales son imprescindibles de aplicar antes de prestarle asistencia a las personas que han sido víctimas de algún daño físico.
  • Proteger: El más importante de todos, consiste en verificar que la escena sea segura para prestar el socorro, esto quiere decir, que quien ayuda debe evitar que el accidentado sufra más daño, pero también evitar resultar herido mientras esté prestando la asistencia.
  • Alertar: Una vez corroborado que la zona del accidente es segura, comunicarse inmediatamente con los servicios de emergencia.
  • Socorrer: se debe verificar si la persona está consciente y no tiene dificultades para respirar, en caso contrario se deberán aplicar las técnicas específicas para este tipo de situaciones.
 
Por ejemplo:
La reanimación cardiopulmonar o cardiorrespiratoria, consiste en mantener la sangre oxigenada y circulando hasta el cerebro, las extremidades inferiores y el resto del cuerpo, esto es importantísimo, porque de lo contrario, al no recibir el cerebro irrigación sanguínea oxigenada, puede dañarse irreversiblemente.
La técnica de RCP usando solo manos se efectúa con los siguientes pasos:
Se deberá comprimir fuerte y rápido en el centro con ambas manos a modo que genere 100 a 120 compresiones por minuto.
Repetir estos pasos el tiempo que sea necesario.
En caso de quemaduras se debe refrescar la zona con agua fría y mantenerla húmeda. Para esto, se puede mojar una toalla o algún otro pedazo de tela limpio y envolver suavemente la zona para aliviar el dolor, hasta que llegue la asistencia médica.
Primeros Auxilios
PRIMEROS AUXILIOS

Un comentario en «PRIMEROS AUXILIOS»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba