LA ACUPUNTURA HUMANA

Origen de la acupuntura

En la Antigua China, con el uso de agujas hechas de piedra. Las primeras que se han descrito, se atribuyen a FUXI, el emperador blanco, este emperador fue el creador del I-CHING, libro  que fue la base del taoísmo. Los famosos YING-YANG, el Tai Chi, vienen de este periodo.

Luego, surge el emperador Sheng Nung, llamado el granjero divino, porque la mitología dice que inventó la agricultura. Destacando la atribución  del primer tratado sobre plantas medicinales, el Shennong běncǎo jīng.

Desde el punto de vista de la historia de la acupuntura, el libro más importante, es el Neijing o Canon médico del Emperador Amarillo. El cual consta de dos partes. El Suwen y el Lingshu ambas pilares de la acupuntura.

acupuntura humana

¿Cómo se enseñaba la acupuntura humana en la antigua china?

Si has visto los diagramas de los puntos y su localización, debes saber que ya en la dinastía Tang (581-907), la acupuntura comenzó a ser una especialidad que se enseñaba en la academia médica imperial.

El departamento de acupuntura humana estaba dirigido por un profesor, un profesor asistente, diez instructores, veinte técnicos y veinte estudiantes. La primera universidad europea data del siglo IX, en Italia…

¿Cómo sabían que el estudiante conocía los puntos perfectamente?

El médico Wang Weiyi Invento el primer modelo humano, de bronce, para prácticas médicas. Eran modelos huecos, que tenían 657 agujeros, que correspondían a los puntos de acupuntura. Dichos muñecos se cubrían con cera y se rellenaban con agua. El día del examen, si el estudiante pinchaba el punto correctamente, brotaba agua, señal de un correcto conocimiento.

¿Cómo se diagnosticaba si no había analíticas en esos tiempos?

Acupuntura humana

Las analíticas se iniciaron en occidente en el siglo XIX, pero solo hasta los años cuarenta del siglo XX, se inicio su uso en medicina. Como la medicina china y la acupuntura humana se basan en el estudio de la energía y su equilibrio o desequilibrio, en China se desarrolló el estudio de la energía del cuerpo humano usando el pulso y la lengua, para diagnosticar tanto la salud como la enfermedad.

Se observó que la lengua reflejaba diferentes estados de la enfermedad, ya que cambiaba con cada patología. Este estudio data desde la época del emperador amarillo y posteriormente se han descrito hasta 30 pulsos diferentes y su correspondencia con cada órgano o estado energético. Este método de análisis sigue utilizándose y es efectivo en el diagnóstico de patologías, que no se han detectado.

Ocurrió algo muy curioso, con la llegada a china de la civilización occidental. Muchos médicos pensaron que era innecesaria la Acupuntura, y ¡los médicos chinos quisieron ser occidentales! Un decreto del gobierno QING, de 1822, ¡abolió la escuela imperial de Acupuntura! Porque decían “no era útil para el emperador”. Afortunadamente esto solo fue en las capitales, porque este conocimiento siguió siendo conservado y expandido en las provincias y resurgió con la llegada de la nueva China, en 1945.