Share
Rate this post
¿Sabías que México es el cuarto lugar a nivel mundial en cuanto a riqueza florística? Actualmente, nuestro país ha registrado alrededor de 4 mil especies con atributos medicinales, sin embargo, este número solo ocupa el 15% de su flora total. Luego de que la Organización Mundial de la Salud reconociera el valor de esta práctica terapéutica, sería conveniente desarrollar el estudio, pero sobre todo el uso de la herbolaria contra las enfermedades que afectan a la humanidad. Se sabe que en otros tiempos los indígenas ocupaban las hierbas y plantas para curar las enfermedades que los aquejaban. A falta de tecnología y con los recursos limitados, tendían que valerse de la misma naturaleza para salir adelante. Dentro de la Medicina Empírica Azteca, algunas de las plantas más representativas eran:

Nombre común Nombre Náhuatl Nombre Científico Usos prehispánicos
Cacao Cacahuaquáhuitl Theobroma cacao Fungía como estimulante y analgésico.
Capulín Tlalcapulín Rhamnus serrata Servía como anti disentérico (trastorno inflamatorio del intestino).
Cempasúchil Tagetes erecta Como Febrífugo (como combatiente a la fiebre).
Epazote Epazotl Teloxys ambrosioides Como Antihelmíntico (utilizado en el tratamiento de lombrices).
Estafiate Itztauhyatl Artemisa mexicana Como Colagogo (expulsante de bilis).
Guayaba Xalxocotl Psidium guajava Como Antidiarreico
Liquidámbar Xochiocotzotl Liquidambar styraciflua Antiescabioso (eliminador de la sarna).
Papayo Chichihualxóchitl Carica papaya Anti inflamatorio
Zapote blanco Cochitzápotl Casimiroa edulis Anti hipertensivo
Zoapatle Cihuapatli Montanoa tormentosa Emenagogo, enérgico, abortivo.

 

Esta y otras historias, encontrarás en el taller de herbolaria, el cual se imparte en la Escuela Latinoamericana de Educación en Salud Integrativa. Ven y conócenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *