La sueroterapia y las diferentes tipos de sueros

La sueroterapia y las diferentes tipos de sueros

¿Qué tipos de suero usan en sueroterapia?

Dentro de la sueroterapia existen diferentes sueros que son usados para tratar problemas, afectaciones o alteraciones específicas, entre estas sobresalen las siguientes:

  1. Para trastornos hepáticos.
  2. Antienvejecimiento.
  3. De quelación.
  4. Antigripal.
  5. De limpieza de grasa.
  6. Inmunomodular.
  7. Para osteoartritis.
  8. Procesos degenerativos.
  9. De revitalización y repolarización.
  10. Remineralización
  11. Suero neural.
  12. De oligoelementos.
  13. Tónicos de vida.
  14. De peróxido de hidrógeno.

Sin embargo, debes de considerar que nos son los únicos sueros que se pueden aplicar durante una sesión de sueroterapia, ya que existen muchas más.

¿Qué es la sueroterapia?

Ahora que ya sabes qué tipos de suero pueden usarse durante la sueroterapia, te platicaremos de qué trata esta terapia alternativa.

La sueroterapia es aquel tratamiento en donde se infiltran diferentes sustancias que ayudan a mejorar el estado físico y de salud de las personas.

Cabe destacar que esta terapia tiene por objetivos principalmente tres puntos:

  • Mejorar el aspecto físico (estético).
  • Bienestar integral (Mejorar la salud).
  • Prevenir enfermedades (potencializar el sistema inmune).

¿Qué pueden contener los sueros?

A continuación, los productos usados durante una sesión de sueroterapia pueden ser diversos, esto dependerá de lo que requiera cada uno de los pacientes.

Generalmente, las sustancias que se infiltran por vía intravenosa  a través de la sueroterapia son los siguientes:

  • Vitaminas.
  • Productos biorreguladores.
  • Oligoelementos.
  • Minerales.
  • Fármacos biológicos.
  • Enzimas.
  • Catalizadores.
  • Biorreguladores.
  • Antioxidantes.
  • Aminoácidos.

Beneficios de la sueroterapia

 

  • Revitaliza el cuerpo.
  • Retrasa el envejecimiento.
  • Mejora los trastornos del sueño.
  • Funciona como terapia Antiestrés.
  • Fortalece los huesos.
  • Mejora el aspecto dérmico.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Favorece la digestión.
  • Elimina la fatiga crónica.
  • Efecto desintoxicante.
  • Disminuye líneas de expresión
  • Calma el cuerpo y sistema nervioso (reduce la ansiedad).
  • Beneficia al aspecto de las uñas.
  • Disminuye el insomnio.
  • Ayuda a adelgazar.
  • Aumenta el brillo del cabello.
  • Amplifica el apetito sexual.
  • Alivia dolores.
La sueroterapia y las diferentes tipos de sueros
Scroll hacia arriba