Share
Rate this post

La caspa es una enfermedad del cabello. Se caracteriza por el desprendimiento de escamas, que a veces puede causar picazón en el cuero cabelludo. Además, de lo molesta que puede resultar estéticamente, la caspa que no se combate a tiempo, puede ocasionar la caída del cabello. Esta serie de consejos y recomendaciones, te dirán como prevenir y combatir la caspa de tu pelo.

Causas

El problema de la caspa es el caso típico en el que los productos comerciales, debido a los químicos que poseen en su composición, a veces, no sólo no logran combatirla, sino que en muchos casos, agravan la situación. La caspa resistente a otros tipos de tratamientos es fácilmente combatida, mediante recetas caseras y naturales.

A diferencia de los productos químicos que pueden irritar el cuero cabelludo, los productos naturales que se emplean en el tratamiento casero no agreden el cabello y mejorarán no sólo la salud, sino también la belleza de tu pelo, ya que sus propiedades nutritivas le darán nueva vida y brillo.

En general las causas son múltiples, tanto se deben a agresiones químicas externas, como el uso de geles, sprays y fijadores, como a causas internas físicas y emocionales. La dieta es clave para combatirla, así como la seborrea del cabello. Evitar el consumo de grasas, productos refinados, alcohol y alcaloides, puede ser fundamental.

Además, como uno de los causantes de este problema puede ser una deficiencia de zinc, un mayor consumo de mariscos, carnes rojas, maníes y semillas de girasol puede ser de gran ayuda.

Cuero cabelludo reseco, caspa y psoriasis son cosas muy diferentes

Cada una apesta, pero no deberías confundirlas. Cuando ves un cuero cabelludo reseco, podrías notar un poco de caspa por ahí, pero no siempre es un síntoma. La resequedad es generalmente ocasionada por factores ambientales o productos químicos, y por eso puede quitarse fácilmente. Por su parte, también hay comezón, costras amarillentas, acumulación de grasa en el cuero cabelludo y, si es lo suficientemente grave, hasta puede provocar la caída del cabello.

La psoriasis es otra cuestión y usualmente afecta a quienes son genéticamente susceptibles. Las costras son blancas y gruesas. Los síntomas no se limitan al cuero cabelludo, pues los codos, rodillas y uñas también pueden verse afectadas.

La caspa no es causa de resequedad normalmente

La mayoría cree que si hay caspa, hay resequedad, pero no siempre sucede así. En realidad la caspa es el resultado de MUCHA grasa. El hongo que crea la caspa aumenta en tamaño con un incremento de aceite. Pero eso no quiere decir que no seas lo suficientemente higiénico. Si tu cuero cabelludo está grasoso, puede ser culpa de tus hormonas.

 

Puede ser más común durante el verano

Todavía no se sabe si el mayor culpable es el invierno o el verano, pero los especialistas indican que suele empeorar en ambientes cálidos, entre julio y septiembre. El sudor extra del verano se combina con la producción normal de cebo y se expande a todo el cuero cabelludo.

La mezcla entre cebo y sudor crea una capa de aceite en el cuero cabelludo que nadie quiere tener.

 

Tus cejas también pueden tener caspa

Tus cejas también son pequeños cueros cabelludos. Si notas caspa en ellas, su textura va a cambiar, y puede que notes manchas rojas en su apariencia.

 

Remedios

No deberías combinar shampoos normales con medicinales. Te será tentador usar un shampoo anti caspa y un acondicionador para el frizz, pero desafortunadamente esto podría ser contraproducente. No sólo nunca deberías mezclar un producto medicinal con uno tradicional, sino que la combinación podría hacerte mucho daño.

 

Necesitas usar productos medicinales regularmente

Si quieres evitar la caspa, ¡báñate! Hay muchos especialistas que recomiendan bañarse una vez cada 3 días, pero lo mejor es que lo hagas diario. Si no te lavas la cabeza con un producto hecho específicamente para la caspa, ésta empeorará porque habrá más aceite y células muertas en tu cuero cabelludo.

Puedes elegir el remedio que desees para eliminar la caspa. Lo ideal sería que te lavaras el cabello un día sí, un día no, aplicando el tratamiento que más te guste o que te resulte más sencillo. Pero recuerda, lo importante es ser constantes.

 

No interrumpas el tratamiento

Interrumpir, bruscamente, el tratamiento anticaspa. También presta atención qué tipo de productos aplicas en tu cabello, hay ciertos champúes o crema enjuagues que pueden exacerbar el problema.

Finalmente, recuerda que los ácidos grasos esenciales –omegas- también son útiles para evitar la sequedad del cabello, por eso, ingiere más salmón, sardinas, entre otros pescados de agua fría.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *