TERAPIA DEPORTIVA COMO MEDIDA DE REHABILITACIÓN

Share
Rate this post

¿Qué es la terapia deportiva?

La terapia deportiva sirve para reforzar las posibilidades de compensación y las perdidas funcionales; se orienta menos a los órganos deficitarios que a las capacidades que se mantienen o subsisten.

Muchas lesiones y enfermedades requieren descanso cuya duración depende del nivel de gravedad. Esta fase le brinda al organismo la oportunidad de acabar con el daño gracias al apoyo de medidas terapéuticas.

Un descanso en cama de varios días reduce la capacidad de rendimiento cadiopulmonar, y ello comporta una sobrecarga del corazón.

La atrofia muscular condicionada por la disminución del rendimiento aparece después de pocos días, aunque existan buenas condiciones previas de entrenamiento; esto justifica el concepto actual de la movilización temprana. Una rápida inclusión de la terapia de movimiento y la terapia deportiva en la fisioterapia y añadiendo además, medidas físicas.

Medidas de la terapia deportiva

La elección de los contenidos deportivos se lleva a cabo mediante los resultados de su esfuerzo motor. La terapia deportiva tiene como regla: “De lo ligero a lo pesado, de lo sencillo a lo complejo, de lo conocido a lo desconocido”. Se deberá dosificar la intensidad máxima de esfuerzo permisible para cada persona.

Las sobreexigencias son negativas; los dolores desmotivan. Por eso, al inicio de la terapia se incorpora el entrenamiento; sus criterios son el fortalecimiento ante el dolor durante y después del esfuerzo, así como un aumento local de temperatura y una disminución funcional.

La terapia deportiva debería dar preferencia en su comienzo a los ejercicios de coordinación. La percepción corporal es fundamental para la adecuada autovaloración del esfuerzo corporal.

.

Diferentes tipos del deporte como terapia

  • El deporte de rehabilitación: Tiene como objetivo la integración social, económica y sanitaria del enfermo crónico y de los lesionados de larga duración.
  • El deporte para minusválidos: Puede ser incluido como una continuación del deporte de rehabilitación como medida reconocida de curación; su significación particular radica, en las capacidades especificas deportivas de cada persona que tenga una minusvalía.
  • El deporte de prevención: Se aplica en los “todavía” sanos, se trata de evitar la “explosión” de la enfermedad o de un daño a largo plazo, tratando de “aumentar y afianzar la salud”.
  • El deporte de salud: Es un esfuerzo corporal activo, regular, y sistemático con el objetivo de mantener o recuperar la salud en todos sus aspectos, es decir, tanto somática como psicosocialmente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *