Share
Rate this post

Llega a su fin el diplomado de Bioenergía Holística impartido por el ingeniero Víctor Luna, el cual tuvo una duración de siete meses. Los alumnos que asistieron a este diplomado aseguraron aprender más de lo esperado y con el afán de aplicarlo a sus propios pacientes. Cada uno de ellos se llevó una muy grata experiencia de vida.

 

Conocimiento holístico

El ingeniero Luna mostró su trabajo y experiencia. Deleitó los sentimientos más profundos que guarda nuestro ser, redefiniendo que el conocimiento holístico tiene muchas caras e interpretaciones.

Así mismo, los alumnos pudieron ampliar su conocimiento en diferentes ramas y formas que la energía se desencadena en nuestro ser. Los temas principales fueron: magnetoterapia, cromoterapia, kinesiología, parbiomagnétismo, neurociencia, biodescodificación y bionergética. Todos ellos enfocados desde el aspecto espiritual, científico y bionergético.

Por otro lado, la bioenergética se basa en el principio de que todo cuanto es, es conciencia o energía en diversas manifestaciones. Al mismo tiempo, considera al ser humano como una unidad de conciencia en evolución, producto de la integración de diferentes campos de energía o niveles: físico, emocional, mental y espiritual. También concibe la enfermedad como una consecuencia de la fricción entre estos niveles de conciencia.

Así mismo, la mayor y creciente aceptación e interés de estas terapias curativas bioenergéticas, se debe, al margen de los extraordinarios resultados, al creciente número de estudios de investigación que tienden a validar estos cambios fisiológicos y beneficios curativos obtenidos tanto por médicos como terapeutas en el ámbito de la salud que las utilizan.

 

Clausura emotiva

Se trató de una ceremonia de clausura emotiva. Los asistentes al diplomado no dejaron de mostrar su satisfacción y dicha al termino del diplomado. Algunos alumnos dejaron constancia de lo benéfico que fue el diplomado para su carrera y vida diaria:

“Fue un diplomado fabuloso. Aprendí mucho, me voy muy motivada y voy a continuar el segundo”. Alicia Mercado Monroy.

“Fue una retroalimentación entre todos. Aprendí mucho de mis compañeros y del profesor. Fue una nueva ciencia para mí. Me va ayudar mucho para tratar a mis pacientes y para mi propia vida”. Hilda Gabriela Madrigal de León.

“Me voy con un buen sabor de boca que el profesor tiene una didáctica bastante buena. El curso fue interesante y complementario para otras terapias”. Luis Alberto Monroy Hernández.

Victor M. Luna Trillo es ingeniero biomédico. También es terapeuta especializado en biomagnetismo, par biomagnético, cromoterapia, iridología, kinesiología, radiestesia. Investigador en las áreas de medicina alternativa y complementaria, bioenergética, ingeniería biomédica. Docente en el Centro Universitario de Alternativas Médicas (CUAM) y en la Escuela Latinoamericana de Salud en Educación Integrativa (ELAESI).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *