EDULCORANTES ARTIFICIALES

Los azúcares son hidratos de carbono que pertenecen al grupo de los macronutrientes, que se utilizan para darle un mejor sabor a los alimentos, sin embargo, cuando se ingieren en exceso, esto aunado a estilos de vida sedentarios, el excedente calórico se relaciona al incrementan del riesgo para desarrollar, obesidad y diabetes.

Es por esta razón que la industria alimentaria se ha empeñado en crear sustancias que puedan sustituir los hidratos de carbono, los cuales se denominan sustitutos del azúcar o edulcorantes no nutritivos o artificiales, ejemplos de ellos vendrían siendo la sacarina, el ciclamato, el aspartame y la sucralosa.

Diversos estudios evidencian que los edulcorantes tienen efectos tóxicos y alteraciones metabólicas cuando el consumo es por lapsos muy prolongados e inclusive con concentraciones por debajo de lo estipulado según la OMS y la FAO.

 

Ejemplos de daños en la salud por el consumo de edulcorantes: 

  • SACARINA ciertos estudios han reportado que este tipo de edulcorantes a   concentraciones de 1,25 mg está muy relacionado con un efecto genotóxico, lo que significa que puede dañar el material genético principalmente de los linfocitos, glóbulos blancos que detectan y destruyen organismos como bacterias y virus.
  • SUCRALOSA Algunas investigaciones han cuestionado la seguridad de este edulcorante, ya que ciertos estudios demostraron que a largo plazo pueden generar dolores de cabeza e inflamación hepática aun teniendo un consumo por debajo de (5 mg/kg/ día).

Aunado a ello el consumo de edulcorantes podría relacionarse con la respuesta evolutiva del consumo de glucosa y la detección  por los receptores del sabor dulce, lo cual pudiera desarrollar resistencia a la insulina y posteriormente diabetes mellitus tipo 2.

Otra alteración que causan los edulcorantes es cuando el cerebro reconoce la ingesta de azúcar con el sabor dulce y el organismo comienza a prepararse para una carga de energía, al no recibir las calorías esperadas, este trata de compensar la ingesta calórica con un incremento en el apetito, lo cual quiere decir que los edulcorantes indirectamente generan un aumento de peso.

EDULCORANTES ARTIFICIALES
Scroll hacia arriba