Share
Rate this post

Configuración del Aprendizaje

La estimulación temprana es de vital importancia en los recién nacidos. Su cerebro, salvo por una serie de reflejos de supervivencia, está totalmente limpio de conductas genéticas. Debido a esto posee una infinita capacidad de asimilar toda la experiencia.

Tiene miles de millones de células cerebrales o neuronas. En donde se establecen conexiones llamadas sinapsis, que se multiplican rápidamente al entrar en contacto, el recién nacido, con el exterior.

Dando lugar a estructuras funcionales en el cerebro que van a constituir la base fisiológica de las formaciones psicológicas que permiten configurar las condiciones para el aprendizaje.

La importancia de la estimulación temprana

La estimulación temprana son el conjunto de actividades específicas brindadas durante los primeros años de vida. Proporcionan al niño las experiencias que necesita para el desarrollo máximo de sus potencialidades físicas, mentales, emocionales y sociales.

Ayuda a prevenir el retardo en el desarrollo psicomotor. En la mayoría de los casos los niños que presentan algún riesgo en el desarrollo se ven beneficiados por la práctica de estimulación.

Las bases de la estimulación infantil

Las actividades de estimulación tienen su base en el conocimiento de las pautas del desarrollo. Esto a su vez debe ser aplicado a los niños de acuerdo a la edad en meses.  Puesto que no se pretende forzarlos a lograr metas que no está preparado para cumplir. Para esto debemos conocer que factores de riesgo prenatales, perinatales y posnatales pueden afectarlo.

Los efectos positivos de la Estimulación Temprana en el desarrollo infantil son indiscutibles. Es por esto que una persona que está bien desarrollada física, mental, social y emocionalmente, tendrá mejores oportunidades que una persona que no fue estimulada.

Las experiencias positivas, durante la primera infancia, pueden ayudar a los niños y niñas en la adquisición del lenguaje. Como consecuencia se tendrá el desarrollo de destrezas para la resolución de problemas y en la formación de relaciones saludables. 

Si las niñas y niños en sus primeros años de vida no cuentan con comunidades y familias informadas, resulta complejo pensar cómo se podría potenciar el desarrollo y aprendizaje infantil, por ello resulta fundamental considerar la capacitación de la familia y del agente comunitario de salud en el proceso de estimulación temprana, a fin de mejorar la calidad de vida de las niñas y niños en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *