Share
Rate this post

Estrés y homeopatía

Los mexicanos vivimos una rutina llena de estrés. Pero en cuanto al estrés laboral, un 75% de los trabajadores se ven afectados por dicha situación, no obstante; existen numerosas técnicas que se han elaborado para reducir los índices de estrés. Es en este punto en donde la homeopatía se cruza con el estrés.

Antecedentes

Mucho se habla del estrés, pero ¿Por qué motivo se suscita? Para esta interrogante la respuesta que se tiene es que cuando se expone el organismo a un daño o amenaza, da como resultado un conjunto de cambios fisiológicos que se conoce como estrés. En consecuencia, los estímulos estresantes ya sean psicológicos o físicos producen un conjunto de cambios fisiológicos que perturban el equilibrio del organismo.

Influencia de los estímulos agresivos

Se le conoce como estímulo agresivo a todos aquellos que amenazan o alteran el equilibrio fisiológico. Pueden ser de diversos indoles que a continuación se enlistan:

  • Físicos (traumatismos)
  • Biológicos (infecciones)
  • Químicos (intoxicaciones)
  • Ambientales (desastres naturales)
  • Sociales (violencia física o psicológica, carencias)
  • Diversos (enfermedades crónicas, cáncer)

El organismo y su respuesta al estrés.

Tenemos diferentes formas de reaccionar ante el estrés. El cuerpo humano presenta las siguientes formas en donde podemos visualizar un incremento de la alerta, así como de la capacidad cognitiva, euforia.

El estrés y la homeopatía

La homeopatía es un sistema médico-terapéutico excelente para controlar el estrés. La experiencia clínica nos ha enseñado que el remedio puede modular el flujo de los neurotransmisores cerebrales implicados en la expresión de la ansiedad y todos los síntomas somáticos acompañantes. También sabemos que el uso de medicamentos dinamizados no tiene prácticamente efectos colaterales (quizá una potencia muy elevada sin haber valorado antes al paciente pueda causar algunas molestias leves), es económico y sobre todo no causa dependencia.

Por lo tanto, es importante que antes de prescribir un medicamento homeopático, se haga una buena historia clínica y exploración física completa para conocer sobre todo la causa del estrés y descartar patologías orgánicas (por ejemplo hipotiroidismo, crisis de hiperglicemia o hipoglicemia, trastornos metabólicos que causan ansiedad, etc.

No olvidar tampoco completar los elementos paraclínicos para elaborar un diagnóstico correcto como los exámenes de laboratorio y gabinete.

Existen algunos medicamentos efectivos en el manejo y control del estrés como los siguientes:

  • Aconitum (angustia secundaria a susto o crisis hipertensiva con la certeza de que va a morir).
  • Argentum nitricum (miedo a las alturas o espacios abiertos).
  • Phosphoro (miedo intenso a las enfermedades contagiosas).
  • Arsenicum (miedo a morir por efecto de una enfermedad crónica-terminal.
  • Lycopodium (miedo a aparecer en público con temor al fracaso).

Estos son algunos ejemplos de lo que puede hacer la homeopatía en el estrés. Sin embargo, habrá que elaborar bien los diagnósticos nosológicos para que sea más sencillo encontrar el medicamento más semejante al padecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *