Share
Rate this post

Ozonoterapia

La ozonoterapia se trata de una de las propiedades más utilizadas. Como su nombre lo indica tiene como principal elemento el del ozono. Debido a la capacidad que posee para desinflamar los tejidos del cuerpo.

Precisamente, gracias a esta peculiar característica es que quita el dolor. Pero dejemos en claro algo, para llevarlo a cabo a la práctica. Es necesario e indispensable el conocer todas las estructuras que puede llegar a presentar algún tipo de dolor somático o neuropático en todo el mapa corporal.

Ejemplificando

Es común hablar sobre los dolores en la cadera. Por ende, conocemos que el dolor en cuestión puede llegar a provenir directamente del interior hacia afuera de la articulación coxofemoral.

Pero también se debe tomar en cuenta que el dolor puede provenir directamente de las bursas que protegen la articulación. En este caso encontramos la bursitis trocantérica, que se lleva a cabo en la bursa pudiendo inflamarse y generando dolor.

El dolor proviene de diferentes partes como hemos podido leer. Puesto que también puede provenir de los músculos, de puntos de gatillo que se encuentran ubicados en los músculos del glúteo mayor, medio y menor.

Es conveniente tener conciencia al momento de trabajar con la cadera, y sobretodo explorar minuciosamente todos los posibles orígenes del dolor. Para que de esta manera se pueda dar el tratamiento más completo posible.

Siempre teniendo fijo el objetivo de que el paciente resuelva su problema. El practicante de la ozonoterapia deberá entrenarse en el conocimiento de las estructuras que dan dolor y en las técnicas para abordar estas estructuras por medio de infiltraciones.

Algunas propiedades del ozono

Hemos visto la importancia de saber el punto del que proviene el dolor. Pero hablando de ozonoterapia, debemos conocer los beneficios del ozono como tal para el cuerpo.

Calmante: Durante las terapias de reumatismo, el oxígeno explica la acción del ozono en la finalización del circulo viciosos de dolores crónicos. Favorece la disminución de tóxicos, el dolor y la inflamación.

Incremento en el riego sanguíneo: El ozono, en este caso ejerce una acción directa sobre los glóbulos rojos, aumentando su capacidad de transporte de oxígeno, al producir en ellos un aumento de la superficie de intercambio.

Estimulación del tejido de granulación: Otro factor en el que el ozono nos ayuda. Es a acelerar la cicatrización de las heridas. Es especialmente útil para quemaduras graves y llagas de gente mayor.

Te invitamos a ver este vídeo, donde el Dr. Francisco Aedo nos habla sobre la Ozonoterapia.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *