Share
Rate this post

La electroacupuntura

Existen diversos tipos de tratamientos para la salud derivados de la Medicina Tradicional China. La electroacupuntura nace en China los años sesenta, y hace uso de la corriente eléctrica y agujas de modo terapéutico.

¿Acupuntura tradicional, o electroacupuntura?

Al mencionar hablar de la electroacupuntura; es inevitable preguntarnos sobre la diferencia con la acupuntura tradicional. En realidad, ambas técnicas estimulan los mismos puntos específicos en el cuerpo; no obstante, la electroacupuntura utiliza dos agujas. Y son conectados a dispositivos que generan impulsos eléctricos.

La frecuencia y potencia del impulso eléctrico, depende del tratamiento que se quiera dar dependiendo el tipo de tratamiento que se esté brindando. Para lograr este efecto, se hace uso de dos agujas para que los impulsos eléctricos atraviesen de una a otra.

Aun así, nos podemos preguntar ¿Cuál es la diferencia entre ambas? En realidad, la electroacupuntura presenta como ventajas el estimular un área más grande. Así como también el poder se llevada cabo sin la necesidad de agujas.

Dado que puede ser usada por medio de electrodos. Estos se pegan a la superficie de la piel. Favoreciendo de esta manera a las personas con temor a las agujas, o con muy poca tolerancia al dolor.

Beneficios de la electroacupuntura

La electroacupuntura hace uso del método Ryodoraku. Emplea un gráfico diseñado donde se introducen los valores de la medición del campo eléctrico. Se obtiene un buen resultado si los puntos evaluados quedan lo más horizontalmente posible.

Entre sus beneficios se encuentran los siguientes:

  • Es usado para ayudar a adelgazar a las personas.
  • Sirve para tratar el dolor crónico.
  • Disminuye la frecuencia de jaquecas
  • Disminuye el dolor durante el parto.

¿Todos pueden practicarse la electroacupuntura?

A pesar de que es muy conocida en el mundo. Esta técnica no puede ser practicada a todas las personas. Algunos pacientes que sufren de convulsiones, epilepsia, y sobre todo pacientes con marcapasos deben abstenerse de este tratamiento.

Tampoco se debe realizar en las siguientes partes del cuerpo: Cabeza, garganta, o el corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *