Share
Rate this post

La osteopatía, un arte del volver a sentir

La osteopatía cada día se vuelve algo esencial. Puesto que muy pocas veces, la medicina se preocupa por descubrir las causas ocultas en las enfermedades; sin embargo, debido al gran avance tecnológico en el que nos encontramos, hemos perdido la capacidad para palpar, percibir, intuir.  Así como también de utilizar nuestras manos para restablecer la armonía general en nuestro organismo.

Ahora bien, la osteopatía tiene una peculiar propuesta que radica en devolverle a las manos su capacidad de poder sentir las disfunciones. Asimismo, funciona como ayuda para restablecer el movimiento, no solo del tipo macro, sino también de los micromovimientos. Dichos elementos han sido estudiados por los osteópatas en profundidad y cuya libertad da como resultado el libre juego articular.

¿Qué es la osteopatía?

Esta terapia es de origen holístico, y fue desarrollada en Estados Unidos durante el siglo XIX. Su cosmovisión se trata de un enfoque global del individuo se basa en la teoría global de considerar al cuerpo como un organismo vivo. Así como también un aspecto en donde la estructura (visera, ligamentos, tendones, articulaciones y huesos) está íntimamente relacionada con la función que cumple. O sea, si la estructura está indemne, las funciones que estas deben realizar van a estar bien.

Muchas veces por malas posturas, estrés, malos hábitos alimenticios, prácticas deportivas, estas estructuras pierden, total o parcialmente, su rango de movilidad. Y ahí se produce una alteración de la función, una pérdida del equilibrio corporal.

¿En qué puede ayudar la osteopatía?

En primera instancia, el osteópata debe hacer un diagnóstico preciso. Es decir, buscar a profundidad la causa original de todo el desequilibrio. Claramente para lograrlo se debe basar en distintos test de diagnóstico. Por consiguiente, se toma como base la inspección del paciente, la charla, y los métodos por imágenes, ya sean radiografías, resonancias o tomografías computadas.

Finalmente, cuando se obtiene el diagnóstico correcto, se procede al aspecto terapéutico. Dentro de la etapa terapéutica será dependiendo de las zonas o estructuras afectadas; así se desarrollarán técnicas para el músculo como energía muscular, puntos gatillos, técnicas musculares, trasarticulares, como también técnicas viscerales.

Objetivo

El objetivo de todas estas técnicas cien por ciento manuales es devolverle al cuerpo el equilibrio funcional y global. ¿Quién se puede beneficiar de la osteopatía? Toda persona viva, ya que respeta las leyes de la anatomía, la fisiología y la mecánica articulada. Por ende, se puede usar desde niños recién nacidos hasta personas de edad avanzada.

En realidad, la osteopatía puede servir para cualquier persona que quiera rendir mejor, que quiera mejorar sus movimientos o actividad deportiva o quiera tener una calidad de vida más aceptable.

Te invitamos a que veas nuestros vídeos en youtube, serán de tu agrado. Estamos a sólo un click 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *