Share
Rate this post

Reduciendo tallas con masaje

Todos tenemos algunos kilitos de más que queremos desaparecer. En ocasiones la dieta y el ejercicio no son suficientes para eliminar esos kilitos que se niegan a desaparecer. Es aquí en donde encontramos en el masaje reductivo una técnica que emplea maniobras precisas para la reducción de tallas en zonas donde la grasa se ha acumulado.

Sin embargo, debemos de ser conscientes que esta técnica efectivamente ayuda, pero solamente a personas con un sobrepeso moderado. Es decir, individuos con muchos kilos de más no serían candidatos a esta técnica.

¿Cómo funciona el masaje reductivo?

Antes que todo debemos aclarar que no es un método para adelgazar si se tiene obesidad notable. Pero ayuda a eliminar esos cúmulos de grasa que no se quieren alejar. También favorece en los siguientes puntos

  • Estiliza la figura.
  • Elimina la celulitis
  • Mejora el flujo sanguíneo
  • Reduce la obesidad
  • Combate la flacidez del cuerpo.

Al hablar del modo en que se lleva a cabo el masaje pudieran surgir algunas dudas. No obstante, el terapeuta hará uso de sus manos, llevando a cabo técnicas que van desde el amasamiento, roce, utilizando los nudillos y pellizcos.

Claramente para llevar esta técnica a cabo, se debe hacer uso de productos deslizantes y con efecto térmico. Ahora bien, otro punto a tomar en cuenta es que en este tipo de masajes se ejerce una mayor presión que en el resto de los masajes.

Por consiguiente, este masaje debe realizarse siempre por un profesional. Ya que en sí la técnica si se llega a realizar de una mala manera, o se ejerce mayor fuerza de la necesaria se pueden generar algunos hematomas en la piel.

Zonas de trabajo.

Mujeres y hombres pueden realizarse este masaje. Ahora bien, dada la diferencia de género las partes que se trabajan son diferentes. En las mujeres, las zonas donde más se trabaja son: abdomen, cadera, brazos. Mientras que en los hombres el trabajo se realiza en el abdomen y zona pectoral.

Ventajas y desventajas.

Como todo método, existen diferentes ventajas, aunque también desventajas. En las situaciones a favor tenemos que es aplicable a toda parte del cuerpo, por ejemplo. Cintura, caderas, piernas, abdomen. Además de favorecer la circulación sanguínea y linfática.

Por otro lado, existen también desventajas, una de ellas es que lo que se pierde de talla, puede volver a aumentar. Así como los productos utilizados pueden llegar a causar algún tipo de alergia en las personas.

Los invitamos a ver el siguiente vídeo sobre la técnica del masaje reductivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *