Beneficios de la mascarilla de carbón activado

No cabe duda que en la última década se han ido aumentando todos los métodos de cuidados para la piel, entre ellos el uso de la aparatología y con ello, procedimientos cada vez más invasivos que no son aptos para todo tipo de pieles. Por ello, en este artículo regresamos a lo básico y veremos los múltiples beneficios del uso de la mascarilla de carbón activado en la piel.

La mascarilla de carbón activado tiene gracias a su porosidad, la propiedad de absorción de toxinas. Por ello, es muy buena opción para tratar pieles acneicas, pues nos ayudará a descongestionar y desintoxicar la piel de nuestros pacientes. Además, va a actuar como un seboregulador, pues comenzará inmediatamente a absorber el sebo en pieles grasas.

 

Ideal para los diferentes tipos de piel

Es importante tener en cuenta el biotipo cutáneo que tenemos, pues la mascarilla de carbón llega a secar aún más las pieles secas y sensibles. Para estas pieles también es recomendada, porque como ya lo mencionamos, el carbón activado va a liberarnos de toxinas y prevenir el acné, cabe mencionar que para esto, hay que saber de qué manera usarlo.

Un tip ideal para que la mascarilla sea enfocada a cada biotipo cutáneo es: mezclar el carbón activado con arcilla para tu tipo de piel, (Arcilla verde: piel grasa, arcilla roja: piel sensible y arcilla blanca piel seca), y un poco de agua de rosas con extracto de hamamelis en lugar de agua para evitar que se irrite la piel y al final tenga un aspecto más limpio y con brillo natural.

Recomendación

La recomendación para pieles secas, sensibles o mixtas, es que no se aplique la mascarilla de carbón constantemente, entonces se sugiere que sea aplicada 1 o 2 veces al mes en estos casos y para pieles grasas de 3 a 4 veces al mes, alternando siempre con una mascarilla hidratante para evitar posible resequedad que pudiera ocasionar.

Un dato importante y que podría ser de gran ayuda, es el uso ingerido del carbón activado, para cuando se ha sufrido alguna intoxicación. Sin embargo, el organismo no puede absorber el carbón, por lo tanto; todas las toxinas acumuladas se unirán a él y posteriormente será desechado por las heces fecales, dejando tu organismo libre de toxinas.

 

Con esto podemos concluir que, con el uso de la mascarilla de carbón activado regularmente, podemos lograr que nuestra piel se vea más sana y descongestionada, libre de puntos negros, granitos, impurezas y sin brillo. Además el carbón tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes que actúan sobre la piel, remueve toxinas y bacterias, por eso limpia y purifica la cara al absorber el exceso de grasa. De igual manera que en medidas pequeñas puede ser ingerido en caso de alguna intoxicación. 

Beneficios de la mascarilla de carbón activado
Scroll hacia arriba