Share
Rate this post
síndrome metabólico

¿Qué es el síndrome metabólico?

El síndrome metabólico se caracteriza por la presencia de al menos cinco factores de riesgo. Estos son aumento de la circunferencia abdominal, presión arterial elevada, triglicéridos elevados, bajo HDL (colesterol bueno) y glucosa en sangre. Estos factores provocan enfermedades cardiovasculares y diabetes, complican los tratamientos médicos y disminuyen nuestra calidad de vida.

 

Problema mundial de salud

Hoy día se aprecia un aumento en el diagnóstico del síndrome metabólico en el mundo, y nuestro país no es la excepción; de hecho, de cada 100 personas, 41 lo padecen. El aumento de SM se ha asociado al desarrollo de nuevos estilos de vida, los que, aunados al estrés oxidante (almacenamiento de moléculas químicas dañinas en el organismo), hacen más probable que este trastorno altere nuestra salud.

Una deficiente nutrición y el mayor consumo de alimentos ricos en grasas o azúcares son la principal causa de enfermedades que afectan el metabolismo; entre los habitantes de las zonas urbanas se observan ya graves problemas de salud que avanzan silenciosamente e impactan en los diversos ámbitos de nuestra vida individual, familiar y social.

 

¿Cómo actúa el ozono?

El ozono para uso medicinal es una mezcla de oxigeno-ozono, que se logra por el paso de oxígeno puro por una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia. Esta reacción química, realizada por un equipo especial de electromedicina, produce un gas con distintas concentraciones de ozono, acorde a la patología y el tratamiento. El gas, al entrar en contacto con el organismo produce cambios químicos terapéuticos.

El oxígeno-ozono al entrar en la sangre reacciona con los ácidos grasos insaturados convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos. El hierro de la sangre actúa como catalítico. Esta reacción hace que la hemoglobina libere oxígeno adicional en el torrente sanguíneo, se puede comprobar por el leve aumento de la presión arterial y el descenso de la presión venosa. Por otro lado, el aumento de los peróxidos favorece la oxidación celular y fortalece el sistema inmunológico.

El ozono cura porque mejora el metabolismo en forma integral. Por un lado, la circulación sanguínea mejora en los tejidos afectados. Por otro, el transporte de oxígeno y, por lo tanto el suministro de energía a las áreas inflamadas, es mejorado. Y también el sistema inmunológico es influenciado o estimulado de forma positiva.

 

Beneficios

La ozonoterapia disminuye los niveles del colesterol malo (LDL), previene la aterosclerosis, mejora la diabetes, mejora la circulación y mejora en la presión arterial.

En resumen, la ozonoterapia es capaz de:

  • Mejorar la circulación sanguínea y el suministro de oxígeno a los tejidos isquémicos,
  • Corrige el estrés oxidativo crónico hasta que regulan el sistema antioxidante,
  • Induce el estado de bienestar y euforia, sin efectos secundarios,
  • Puede mejorar la secreción de insulina o su eficacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *