Share
Rate this post

Los perros enamorados

El amor está en todos lados, y no solamente afecta a las personas. Las mascotas como perros también reciben los efectos de la oxitocina, y expanden su influjo. Diferentes científicos han comprobado que los canes reaccionan con lamidos, caricias y miradas, cuando se encuentran bajo los efectos de la molécula que sirve para crear y reforzar lazos de amistad entre ellos y nosotros.

En ocasiones es notorio que las mascotas aman a sus dueños. Sus perros son fieles a ellos y responden a sus llamados, moviendo la cola, regocijándose con sus caricias. Pero cómo podemos estar seguros de que este amor es verdadero. La respuesta al igual que sucede en el caso del amor del ser humano, solamente se puede inferir por sus conductas.

La ciencia lo explica

La ciencia también trata de explicar el porqué de los perros enamorados. El neurocientífico Gregory Berns dudaba del amor de su pug Newton. Para el científico los lamidos y meneos de Newton no eran suficientes. Al ser hombre de ciencia, deseaba obtener información comprobable.

Pero obtener esta información no es fácil con un perro, ya que deben someterse a análisis con aparatos de alta tecnología; aunado a esto, deben mantenerse quietos y al mismo tiempo permanecer con conciencia haciendo las cosas que hacen.

En su libro How Dogs Love Us?. Berns menciona que, para llevar a cabo este estudio, construyó una máquina de resonancia magnética especial. Y entrenó a los perros para quedarse quietos en la máquina mientras se escaneaban sus cerebros.

El amor de los perros, un amor real

Sus observaciones muestran que efectivamente los perros sí aman a los humanos. Esto ocurre debido a la activación de cerebros en lugares similares. En el estudio el cerebro de un perro, al ser expuesto al olor de su querida dueña, se activó en una región del cerebro involucrada en el sistema de recompensa, algo que al parecer también ha sido observado en humanos enamorados.

Asó mismo sus descubrimientos sugieren que los perros tienen la capacidad de empatizar con los seres humanos. La empatía es de alguna manera la forma más objetiva de describir lo que llamamos subjetivamente “amor”. Tomando en cuenta esto, se ha mencionado que tal vez no sea necesario imponer la presencia humana como el macho alfa de una manada sino como un compañero entrañable que siente empatía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *