Share
Rate this post

¿Qué es la punción seca?

Como tal la punción seca es una técnica semi-invasiva. Utiliza agujas de acupuntura, se suele utilizar como tratamiento del síndrome de dolor miofascial. Este síndrome es producido por los puntos de gatillo. Se le considera semi-invasiva, pues las agujas penetran la piel; se genera presión y van contrayendo el punto de gatillo para desactivarlo, y así disminuir el dolor que éstos producen.

¿Qué son los puntos de gatillo?

Se trata de zonas débiles del musculo sensibles a la palpación. Generalmente se forman en los músculos que mantienen la postura. Tienen su origen cuando varias sarcómeras se quedan contraídas. Esto disminuye el flujo sanguíneo impidiendo la correcta nutrición y limpieza en los desechos de las células.

¿Cómo se realiza la punción seca?

Se utiliza una aguja similar a las que se utilizan en técnicas como la acupuntura. Pero aquí lo que interesa es el efecto mecánico del hecho de “pinchar” a sobre la zona exacta donde se localiza el punto gatillo que genera problemas. Se llama “punción seca” ya que no se induce sustancias o medicamentos. En las primeras punciones solían inducirse, no obstante, se vio que la eficacia de la técnica derivaba de la forma de realizar la punción. No del componente que se inyectara.

Al usar la aguja como agente físico para el tratamiento. Se vuelve una competencia de los fisioterapeutas; ya que deben estar formados en esta técnica de forma teórica y práctica, mediante cursos de posgrado.

¿Resulta dolorosa la punción seca?

Si decimos que no, estaríamos mintiendo: La punción seca duele. Se le advierte al paciente de que la punción genera dolor. Dura muy pocos segundos, y es perfectamente soportable. Hay que estar preparados para que no nos tome por sorpresa.

Ahora bien, después de la sesión aparecerá dolor en la zona. Principalmente al día siguiente, pudiendo durar varios días más. Dependiendo de la persona y del punto donde se haya realizado la punción. Aunque el dolor puede sonar malo, es llevadero si estamos acostumbrados al dolor muscular después del ejercicio, pues es similar.

¿Es un tratamiento eficaz?

La punción seca cuenta con muchos admiradores y detractores. Pero tiene diversos estudios que avalan su eficacia. Por lo tanto, es un tratamiento en muchos casos de primera elección, gracias a sus buenos resultados.

Señalemos que, como técnica que es, no tiene sentido realizarla de forma aislada. Sino que se integra dentro del tratamiento fisioterapéutico, junto con otras técnicas. También es necesario una actuación centrada en la educación al paciente y cambio de hábitos que provoquen o mantengan la activación de puntos gatillo, etc.

En la mayoría de los casos; un estilo de vida activo, y pautas de ejercicio físico. Serán una excelente opción para disminuir la probabilidad de recaídas.

 

¿Cuántas sesiones de punción seca se necesitan para eliminar un punto gatillo?

Se pueden tratar todos los puntos gatillo miofasciales. Aunque depende si el fisioterapeuta identifica los relevantes, haciendo posible que el número de sesiones disminuya. Cuando el paciente no tolera la punción seca deberá acudir a más sesiones.

¿Qué riesgos tiene la punción seca?

Pese a que los riesgos son pocos, existen. Sobre todo si se realiza una mala praxis de la técnica. El hematoma, es la complicación más común en caso de pinchar algún vaso sanguíneo.

La complicación más grave puede ser el neumotórax. Si durante una punción en algún músculo torácico no se toman las precauciones necesarias e insertamos la aguja en el pulmón. Es por esto que cobra vital importancia el hecho de que el fisioterapeuta que realice esta técnica esté debidamente formado.

En definitiva, si tienes un problema físico que pueda estar causado por puntos gatillo miofasciales. Date la oportunidad de probar la efectividad de la punción seca. Consulta con tu fisioterapeuta y si está formado en esta técnica. Disfruta de sus resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *