Share
Rate this post
consejos para consumir más agua

El problema de las bebidas dulcificadas

Todos sabemos que el agua es el líquido por excelencia en el mundo. A pesar de su simplicidad física, son muchos los beneficios que nos proporciona a nuestro organismo. Recordemos las clases de biología en la secundaria donde nos hablaban de la importancia de ingerir agua; luego, estas recomendaciones eran reforzadas en casa por alguno de nuestros padres. Sin embargo, la televisión nos bombardeaba con anuncios refresqueros que nos incitaban a probarlos y una vez que lo hacíamos, caíamos en las redes del producto, dispuestos a consumir toda bebida gaseosa que se nos presentara enfrente.

Fidelidad al refresco

Muchas veces estábamos dispuestos a abandonar nuestra fidelidad hacia el refresco, pero por más que lo intentábamos una y otra vez, fallábamos en el intento. Nos escudábamos en miles de pretextos para no dejarlo: que si nos sentíamos decaídos y eso nos reanimaba, que solo era el antojo, que sabía mejor, etc. La realidad es que dejábamos en un segundo plano al agua, a pesar de conocer todas sus propiedades. También sabíamos que el refresco nos causaría daño en algún momento (diabetes, obesidad, hipertensión), pero continuábamos aferrados. ¿Y entonces por qué preferir el refresco sobre el agua? Sencillamente, porque el sabor del segundo nos era menos agradable.

El color de la orina

En este artículo, daremos algunos tips para comenzar a tomarle gusto al agua y abandonar poco a poco el gusto por las sodas. ¡Créenos, tu cuerpo te lo agradecerá! Antes que nada, tenemos que saber si el consumo de agua que llevamos a cabo es el óptimo. Esto lo descubrirás revisando el color de tu orina. Durante las primeras horas del día, es normal que su color sea amarillento, pero si con el paso del tiempo continua igual, entonces significa que necesitamos hidratarnos más. El color que debemos encontrar por la tarde y la noche, debe ser claro, casi transparente. Ahora bien, tú mismo puedes cargar con una botella de agua para todos lados. Automáticamente, esto hará que por inercia comiences a tomarla. Poco a poco iniciarás una sana costumbre.

Ante todo, respeta tus metas

Trázate la meta de consumir lo menos posible cualquier refresco que encuentres y solo date el gusto de violar tu acuerdo en ocasiones especiales, como un cumpleaños, o alguna reunión. Si encuentras en el agua un líquido incoloro, sin sabor y hasta aburrido, como seguramente a muchos les ocurre, ¡no te preocupes! Corta una rodaja de la fruta que más te guste e introdúcela en tu vaso de agua. La sensación que encontrarás te alentará a continuar bebiendo. Piénsalo, qué mejor combinación que agua y frutas. No olvides que la ingesta de agua deberás hacerla gradualmente, así como el desapego a los refrescos. Respetar tus metas te proporcionará disciplina y los resultados los encontrarás en la calidad de tu piel. Pero hablando sobre las frutas, debes saber que muchas de ellas, en compañía de los vegetales, contienen agua y se caracterizan por ser bajos en calorías, nos ayudan a estar hidratados y evitan la retención de líquidos. Esta información te ayudará como herramienta infalible para acompañar tu objetivo, mientras añades algunos otros beneficios.

Consejos prácticos

1.- La sandía es uno de los alimentos ricos en agua. Nuestro cuerpo, se ve beneficiado por su aporte de fibra, azúcares, antioxidantes y vitaminas, como la B y la C.

2.- La piña también contiene agua. Es perfecta para quienes inician dieta, pues es considerada como un diurético natural, que por supuesto, ayuda a depurar el organismo. También es proveedor de fibra y antioxidantes.

3.- El melón destaca en este apartado, pues funciona perfectamente para refrescarnos, mientras consumismo vitaminas y fibras que nos ayudan al organismo. Esta alternativa contiene pocas calorías.

4.- El pepino es un buen aliado, si tomamos en cuenta los beneficios que nos proporciona en tratamientos faciales. Su grande contenido de agua, drena nuestro cuerpo, eliminando impurezas del rostro y eliminando ojeras y bolsas. Como lo pueden leer, esta sugerencia está más relacionada con la cosmética, pero a final de cuentas, resulta favorecedora.

5.- El espárrago funciona como un diurético, eliminando toxinas y aportando fibra. El consumo de este vegetal, nos proveerá de pocas calorías, sin dejar de hidratarnos.

6.- El jitomate se encuentra lleno de antioxidantes, fibra y vitaminas que nos ayudan en nuestra nutrición. Además es uno de los vegetales abundantes en agua.

7.- Otras frutas y vegetales que valen la pena mencionarse son las acelgas, las espinacas, el apio, el calabacín, la berenjena, la manzana, la naranja, la toronja, la uva y la pera.

 

Conclusión

Todas estas recomendaciones nos ayudarán no solo a hidratarnos, sino a terminar de cumplir algunas funciones básicas de nuestro cuerpo. Eliminamos toxinas y grasas para depurar el organismo. Estimulamos el tránsito intestinal, mientras desinflamamos el abdomen. Mantenemos una correcta metabolización de los alimentos. Nos llenamos de energía y estimulamos el sistema nervioso. Favorecemos el funcionamiento de los riñones con el consumo de agua. Aportamos vitaminas y nutrientes que el cuerpo necesita. Consumimos fibra y gozamos de sus beneficios en el sistema digestivo. Y por si fuera poco, auxiliamos al consumo de agua y completamos la hidratación que día a día requerimos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *