Share
Rate this post

Reflexología podal

La reflexología podal es una técnica terapéutica, que estimula ciertos puntos en la zona de los pies. Dentro del mapa de puntos de la reflexología podal; podemos encontrar todas las zonas de nuestro cuerpo, delimitadas desde la parte inferior, superior y los lados del pie. Punzar ciertas zonas del pie derecho puede contribuir directamente al funcionamiento del hígado, por citar un ejemplo.

podal1

Beneficios de la reflexología podal

La reflexología podal puede llegar a prevenir síntomas y dolencias particulares. Se manifiesta como una buena medida para combatir el estrés, activar la circulación sanguínea, mejorar la calidad del sueño, activar el sistema inmunológico, contribuir a la eliminación de toxinas y equilibra los diversos sistemas.

También, se usa como complemento en el tratamiento de enfermedades, como asma, cáncer, diabetes; sinusitis, síndrome premenstrual, enfermedades de tipo cardiovascular, entre otras.

Aunque esta terapia no tiene efectos secundarios negativos, se recomienda no aplicarse en procesos agudos de fiebre, enfermedades isquémicas del corazón, embarazos de alto riesgo, osteoporosis e infecciones agudas en general.

La reflexología en el mundo de la medicina se ha situado como un método complementario. Y cada vez gana mayores adeptos entre la sociedad. En Asia se asentó, aunado a los beneficios médicos, como un mecanismo de relajación y estimulación, con el fin de liberar estrés y nivelar la energía del cuerpo.

Métodos y técnicas de la reflexología podal

La reflexología podal se ha convertido en una terapia con una gran variedad de métodos y técnicas, que contribuyen a la eficacia de la misma. Algunas de las más populares son las siguientes:

  • Método Rwo Shur. Utilizada mediante una técnica de presión y deslizamiento del dedo pulgar, anexando los nudillos. La presión sobre la zona estudiada previamente, deberá ser firme. Para desarrollar de mejor forma la terapia, los terapeutas se acompañan de cremas y pequeños palos de madera. El tiempo estimado de la terapia es de 30 minutos.
  • Método Ingham. Técnica más utilizada, derivada directamente de la que es considerada la madre de la reflexología: Eunice Ingham. Esta técnica es aplicada a través de los dedos pulgares, por las zonas previamente estudiadas. El terapeuta se apoya de talco y el tiempo estimado de la terapia es de una hora, por supuesto, dependiendo de la salud del paciente.
  • Métodos orientados en antiguas filosofías Chinas, que toman como principios los meridianos, el Ying Yang, la teoría de las cinco fases.
Etiquetas:

3 comentarios. Dejar nuevo

Es maravilloso

Bue as tardes. Estoy muy interesasdo e tomar el curso de reflexologia podal.

Francisco Aedo
18 julio, 2016 10:49 pm

Hola Antonio, ¿Me puedes proporcionar un correo y número para enviarte la información?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *