Rehabilitación en neuropatía diabética

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos, así como producir un tipo de dolor neuropático generalizado en todo el cuerpo.

 

Los tipos de diabetes son:

Diabetes tipo 1

Denominada diabetes insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia, caracterizada por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona.

Entre los síntomas de esta diabetes se incluyen la excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante, pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio y los síntomas pueden aparecer de forma súbita.

 Diabetes tipo 2

 Denominada diabetes no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta se debe a una utilización ineficaz de la insulina por el organismo.

Se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física, los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero son a menudo menos intensos.

Puede que se diagnostique varios años después de manifestarse los primeros síntomas, cuando ya han aparecido complicaciones.

Diabetes gestacional

Se caracteriza por hiperglucemia con valores que, pese a ser superiores a los normales, son inferiores a los establecidos para diagnosticar la diabetes, aparece durante la gestación y las mujeres corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto.

Para cualquier tipo de diabetes, el mejor tratamiento fisioterapéutico para disminuir el dolor neuropático es la hidroterapia combinada de ejercicio cinético, así como técnicas de presoterapia para aumentar el flujo sanguíneo y disminuir la parestesia presentada por insuficiencia venosa, también se suele utilizar estiramientos de miembro inferior y superior con ayuda de su cuidador o bien activamente.

En pacientes diabéticos a pesar de que existe dolor y podríamos hacer uso del calor por medio de compresa caliente seca, eléctrica o de gel es importante saber que no es el tratamiento ideal, ya que recordemos que los pacientes pueden presentar pie diabético, por lo cual existe la disminución de sensibilidad y el riesgo de quemadura aumenta.

Rehabilitación en neuropatía diabética

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba