Share
Rate this post

La contaminación, un factor

La salud de los mexicanos se ha vuelto a caracterizar en este 2016 por las enfermedades respiratorias que afectan a todo tipo de edades. Con el aumento de la contaminación ambiental, contribuye en gran medida para la índice de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, que continúan a la cabeza en esta estadística. Uno de los padecimientos más comunes y de quien menos atención pone la gente es la tos. Hoy veremos una serie de recomendaciones para atender esta molestia y evitar que se convierta en algo más grave.

 

Plantas medicinal, una opción

Las plantas medicinales resultan ser la medicina más barata y fácil de conseguir. Por su naturaleza, brindan beneficios directos, sencillos y carentes de secuelas. La herbolaria nos enseña a diferenciar el uso y tratamiento ideal para aliviar esta y otras enfermedades.

El jarabe de limón resulta ser un remedio fácil para calmar la tos. En una taza de agua caliente debemos verter 2 cucharadas de cáscara de limón rallado, una cucharada de salvia y media de tomillo. Esperamos 15 minutos a que absorba todas las propiedades y después exprimimos el jugo de medio limón, con una cucharada de miel. Este jarabe termina siendo agradable para la vista y olfato de los niños, a diferencia de aquellos farmacéuticos en el que costará más trabajo que lo beban. No olvides ingerirlo dos o tres veces al día.

Para la tos con flema y que también se asocia al asma, es perfecto tomar un té de regaliz. La preparación de este medicamento natural es muy fácil: con una cucharada de raíz seca de Regaliz en una taza de agua caliente, obtendremos beneficios inmediatos y definitivos.

 

Otras aplicaciones

En la misma línea, el expectorante de anís funciona para expulsar las secreciones bronquiales. Para preparar este té, necesitamos dos cucharadas de anís molida, en una taza de agua caliente. Dejamos pasar también en esta ocasión 15 minutos y luego lo bebemos por la mañana y por la noche.

El té de marrubio se prepara con 30 gramos vertidos en un litro de agua caliente. Luego de dejar reposar por 10 minutos hay que colar. Por último beberemos tres tazas al día y si queremos, podemos endulzarlo con miel. Con este eliminaremos la tos con flema.

La tos seca, que termina afectando también a la garganta, podemos tratarla con un jarabe de pimienta cayena. Este remedio se prepara con dos cucharadas de miel de abeja con zumo de limón; revolver hasta dejar espeso y luego añadir una pizca de pimienta cayena (la circulación se verá beneficiada y con ello el aceleramiento curativo). Otro jarabe recomendable es el de cebolla, que lleva la misma preparación sustituyendo la pimienta por este famoso vegetal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *