Share
Rate this post

El síndrome de piernas inquietas es un problema del sistema nervioso que provoca un impulso irrefrenable a levantarse y pasear o caminar. Usted se siente incómodo a menos que mueva las piernas. El movimiento detiene la sensación desagradable durante un corto tiempo.

 

Causas

Nadie sabe exactamente qué causa el síndrome de las piernas inquietas (SPI). Puede deberse a un problema con la forma como las células del cerebro utilizan la dopamina. La dopamina es un químico cerebral que ayuda con el movimiento muscular.

El síndrome de las piernas inquietas (SPI) puede estar relacionado con otras afecciones y puede ocurrir con mayor frecuencia en personas con:

  • Enfermedad renal crónica
  • Diabetes
  • Deficiencia de hierro
  • Mal de Parkinson
  • Neuropatía periférica
  • Embarazo
  • Esclerosis múltiple

También puede ocurrir en personas que:

  • Usen ciertos medicamentos como bloqueadores de los canales del calcio, litio o neurolépticos.
  • Están suspendiendo el uso de sedantes.
  • Consumen cafeína.
  • El síndrome de las piernas inquietas ocurre con mayor frecuencia en personas de mediana edad y adultos mayores.

Se transmite con frecuencia de padres a hijos y esto puede ser un factor cuando los síntomas comienzan a temprana edad.

 

Tratamiento

Aunque el movimiento produce alivio a los pacientes con síndrome de piernas inquietas, generalmente es sólo temporal. Sin embargo, el RLS se puede controlar si se encuentra otra posible afección que contribuya al síndrome. A menudo, al tratar la condición médica asociada, como la neuropatía periférica o la diabetes, se alivian muchos de los síntomas. Para los pacientes con RLS idiopático, el tratamiento se dirige al alivio de los síntomas.

Para aquellos con síntomas leves a moderados, la prevención es la clave, y muchos médicos sugieren cambios en el estilo de vida y las actividades que se realizan para reducir o eliminar los síntomas. Una disminución en el uso de cafeína, alcohol y tabaco puede proporcionar algún alivio. Los médicos pueden sugerir que algunas personas tomen suplementos para corregir deficiencias de hierro, folato, y magnesio. Los estudios también han demostrado que si se mantiene un patrón regular de dormir, se pueden reducir los síntomas.

Algunas personas, al darse cuenta que los síntomas del RLS son menores en las primeras horas de la mañana, cambian su rutina de dormir. Otras han encontrado que una rutina de ejercicio moderado les ayuda a dormir mejor mientras que otros pacientes reportan que el ejercicio excesivo les agrava los síntomas del RLS. Tomar un baño caliente, darse masajes en las piernas o aplicarse una bolsa caliente o hielo puede ayudar a aliviar los síntomas en algunos pacientes. Aunque muchos pacientes sienten alivio con estas medidas, estos esfuerzos rara vez eliminan los síntomas completamente.

 

Tratamiento con medicina alternativa

Es importante resaltar que la acupuntura y hierbas alivian el síndrome de piernas inquietas (SPI). Los resultados indican que la acupuntura combinada con la medicina a base de hierbas es seguro y eficaz tanto para el tratamiento del SPI.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *