Share

Los próximos días  9 y 10 de junio iniciará nuevamente el taller de Terapia intradiscal guiada por imagen (discolisis) impartido por el doctor Francisco Román Huicab Aké dentro de la sede ELAESI CDMX. Tiene una duración de 16 horas y está avalado por la Universidad Autónoma de Morelos y la Academia Nacional de Ozonoterapia (ANAO).

El doctor Huicab  es médico radiólogo-ultrasonografista del Centro Radiológico de Campeche. Cursó la Licenciatura en Medicina General  en la Facultad de Medicina en la UAC. Tiene un postgrado en la especialidad médica de radiología e imagen en el Hospital Regional de Especialidades “Lic. Ignacio  García Téllez” de Mérida, Yucatán. Así mismo pertenece a la Sociedad Veracruzana de Radiología e Imagen.

Entre sus diplomas y constancias se encuentran

  • Testimonio de alto rendimiento académico de egreso de la licenciatura en medicina general (CENEVAL, 1999).
  • Reconocimiento a mejor desempeño en el curso de internado de pregrado (ISSSTE, 1998).
  • Constancia de 3er lugar nacional en el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias.
  • Certificación Nacional en Radiología e imagen (consejo mexicano de radiología e imagen AC, 2004).
  • Reconocimiento por colaboración para certificación del Hospital General de Campeche “Dr. Álvaro Vidal Vera” 2006.

Sus áreas de interés son: diagnóstico médico por imagen, intervencionismo guiado  por imagen, radiología intervencionista en músculo-esquelético, infiltración músculo-esquelética eco-guiada (ultrasonido), infiltración músculo-esquelética guiada por fluoroscopía (arco en C) y aplicaciones médicas de ozono.

¿Qué es la discolisis?

El objetivo del uso del ozono es conseguir que las dolencias se eliminen con la mínima agresión posible. De allí que las infiltraciones de ozono para tratar las hernias discales y otras patologías sean tan efectivas. Se basan en las propiedades bioquímicas de este gas mixto. Añadido a esto, ofrece buen resultado clínico y adecuado grado de tolerancia.

Hace más de 10 años se viene practicando dicha terapia por prestigiosos médicos especialistas en Alemania, Rusia, Italia, España, Argentina, Venezuela y Cuba; en este último país se usó por primera vez en 1981 como bactericida en la desinfección del agua potable contaminada, y en 1986 se creó la Primera Sala Experimental de Ozonoterapia, donde se han desarrollado tratamientos para diferentes enfermedades.

Son ya muchos los pacientes tratados en el mundo y con excelentes resultados, ya que el ozono se considera un agente con escasos efectos contraproducentes.

¿Cómo se aplica?

La discolisis se aplica mediante una inyección de una determinada cantidad de ozono medicinal en el disco herniado a través de una fina aguja, con control radiológico (fluoroscopia). Después, al ponerse en contacto con los tejidos del disco vertebral actúa desinflamando éstos al estimular todas las enzimas celulares antioxidantes y desecando el disco vertebral.

Esto hace que la hernia se comprima, lo que permite no sólo eliminar el dolor rápidamente, sino desaparecer ésta al cabo de los días. Los resultados no se ven de forma inmediata ―como ocurre con la cirugía―, sino al cabo de varios días, en general entre dos y seis semanas, ya que es un proceso natural acelerado de desinflamación y de disminución del volumen del disco.

También una técnica muy conocida en varios países de Europa. Es absolutamente indolora; se realiza bajo sedación y anestesia local, en régimen ambulatorio. El procedimiento total tarda alrededor de una hora. Suele bastar con una sola aplicación, pero en casos necesarios puede repetirse.

Mejores resultados

Diversos estudios realizados sugieren que la discolisis es una opción de tratamiento para la patología discal lumbar, cervical o dorsal, e inflamatoria degenerativa vertebral, cuando ha fallado previamente la respuesta terapéutica conservadora, antes de recurrir a la cirugía, o cuando esta última no es posible.

Los resultados superan los obtenidos por la cirugía tradicional: mediante la discolisis con ozono pueden tratarse hernias discales que hasta la fecha sólo podían calmarse mediante aplicaciones de calor, antiinflamatorios y analgésicos, o intervención quirúrgica abierta. Tiene la ventaja de que es ambulatorio, con anestesia local y prácticamente sin dolor. Este sistema puede utilizarse también en el tratamiento de la hernia de disco cervical y tiene ventaja sobre la disquectomía con láser o la nucleoplastía, ya que puede utilizarse con excelentes resultados en las hernias de disco extruidas en el canal espinal.

El tratamiento consiste en tres etapas:

  • Aplicación de inyecciones de ozono en los músculos para vertebrales, en la consulta externa en varias sesiones.
  • Inyección de ozono dentro del disco intervertebral.
  • Aplicación de ozono en los músculos para vertebrales.

 

Modo de acción

Debido a que el ozono es un fuerte agente oxidante es inyectado en los músculos paravertebrales. Así mismo, otros beneficios que trae consigo son: estimula la producción de enzimas antioxidantes, neutraliza los productos tóxicos que ha liberado la ruptura del núcleo pulposo y que producen una inflamación del nervio. Su inyección en el disco intervertebral acelera la degradación de los poliglucósidos en el núcleo pulposo degenerado. Esto lleva a la reabsorción y deshidratación del mismo, y como consecuencia reduce el volumen del material herniado, que ha sido el responsable de la compresión del nervio.

Resultados

Los resultados no se ven en forma inmediata, como ocurre frecuentemente con la cirugía, si no al cabo de los días, en general entre dos y seis semanas. Es un proceso natural acelerado de desinflamación y de disminución del volumen del disco intervertebral. Sin embargo, la enorme ventaja que tiene sobre la cirugía es que no altera la anatomía, situación que lleva con frecuencia a la formación de adherencias después de la misma, y que pueden llegar a ser un problema aún más grande que la misma hernia discal.

 

Contraindicaciones

La discolisis con ozono apenas tiene contraindicaciones; tan sólo algunos pacientes refieren mareo y, en algunos casos, cefalea que remite transcurrido un breve período de tiempo. Sin embargo debe evitarse su aplicación en los siguientes casos:

  • Embarazo confirmado o sospechoso
  • Insuficiencia renal o hepática grave
  • Infarto de miocardio reciente
  • Conocimiento de abuso de alcohol, psicofármacos y narcóticos
  • Presencia de patologías o terapias concomitantes u otras condiciones que puedan interferir en el correcto efecto del tratamiento
  • Patología de naturaleza hemorrágica, o grave alteración de la hemocoagulación, trombocitopenia, hipertiroidismo o favismo.

Para más información acerca de nuestro taller, llama a los teléfonos 5582-1792 y 5634-4166. Nuestra área de Ventas te atenderá.

2 comentarios. Dejar nuevo

Luis Javier Díaz
5 Agosto, 2017 1:54 pm

Me gustaría recibir información sobre cursos de ésta técnica. Gracias

Francisco Aedo
7 Agosto, 2017 8:26 pm

Buenos días Luis. La información será enviada por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *