Share
Rate this post

¿Qué es el ayurveda?

El ayurveda es un sistema cuyo desarrollo se inició en la India de 3 000 a 5 000 años atrás. Fue establecido por los mismos sabios antiguos que produjeron el sistema natural de meditación, yoga y astrología de la India. El ayurveda tiene bases tanto espirituales como prácticas, las primeras dan pie a las segundas. De acuerdo con la ayurveda, el ser humando está constituido por tres cuerpos o aspectos: el físico, el sutil y el causal. En el lenguaje occidental moderno podemos referirnos a ellos como cuerpo, mente y espíritu. El sistema ayurvédico hace hincapié en que la salud es el funcionamiento armónico de todas las partes de esta trinidad.

 

Los cinco elementos

El ayurveda establece que todo en la creación material se compone de combinaciones de los cinco elementos de la naturaleza: espacio, aire, fuego, agua y tierra.

Estos cinco elementos se derivan de un principio creativo no manifiesto e indiferenciado que es uno, y del cual son expresión. Los cinco elementos no se entienden de manera literal, como el fuego de una vela o el agua de un vaso, más bien su significado se refiere al principio universal elemental inherente a cada elemento.

De este modo, el aire es la fuerza transparente, sutil y dinámica que pone en marcha la creación. Por fuego se entiende la fuerza en la naturaleza que produce calor e irradia luz. Por agua entendemos los aspectos cohesivos de la realidad que mantienen juntas las cosas, esto se atestigua de manera perfecta y simple en la molécula H2O. La tierra y el espacio se conciben en el mismo sentido prototípico. Estos cinco elementos forman las bases de todas las cosas que se encuentran en la creación material, desde los pétalos de una flor hasta la fisiología individual de todo ser humano.  Balancear los elementos es la clave para mantener la salud y tratar la enfermedad ya sea físico, mental o espiritual.

 

Significado

Ayurveda es una palabra sanscrita que se deriva de dos raíces: vid, que significa conocimiento, y ayus, que es el vivir diario dentro de un ciclo de vida. Así, el ayurveda es el conocimiento del diario dentro de un ciclo de vida. Es un sistema médico que hace énfasis en que todos los seres provienen de la naturaleza. Es un sistema que reconoce a los cinco elementos juntos en cada individuo y  en diferentes combinaciones y proporciones, haciendo a cada persona única en su composición de elementos y con su propio patrón para equilibrarlos. Estas diferencias necesitan ser reconocidas y honradas, ya que en ocasiones dañamos nuestros cuerpos y sufrimos las consecuencias. Por contrario, si llevamos una vida que apoye nuestra constitución única y en armonía con el medio ambiente, mantendremos la salud y el bienestar.

La práctica

Esta parte de la medicina ayurvédica incluye ocho ramas y subespecialidades:

  • Medicina general interna
  • Cirugía general
  • Cirugía plástica
  • Otorrinolaringología (oídos, nariz y garganta)
  • Toxicología
  • Obstetricia y ginecología
  • Pediatría
  • Oftalmología

Además, los vaidas (médicos) están familiarizados también con los principios de nutrición, psicología, astrología, terapias de gemas y colores, preparaciones herbales y climatología. Cuando se le ve como un todo. El ayurveda representa un modelo indiscutible y dinámico para quienes buscan un sistema práctico e integral para el cuidado de la salud.

La curación se da por la gracia de lo absoluto, que actúa a través de las leyes de la naturaleza. Todo lo que podemos hacer es ayudar a la naturaleza llevando una vida equilibrada de acuerdo con sus leyes. El mensaje de la ayurveda es lograr la armonía entre el individuo y la naturaleza, de la cual surgimos.

La base de todos los tratamientos en el sistema ayurveda es el equilibrio de las energías vitales dentro de nosotros. Con este fin, nos proporciona regímenes  diarios individualizados para el cuerpo, la mente y el espíritu. Utiliza la meditación como instrumento primario y fundamental, también incluye dietas, hierbas, sustancias minerales y aromas. Se enfoca tanto en la sociedad como en el individuo, y busca darnos la oportunidad de entender y comprender nuestra propia naturaleza.

 

“La ciencia de la vida”

Al ayurveda generalmente se le considera como “la ciencia de la vida”, un sistema para conseguir y mantener la salud. Ésta, sin embargo, no es el objetivo final, sino más bien una condición necesaria para el crecimiento espiritual. La meta de la vida no es sólo vivir, sino comprender el verdadero significado de la vida. Todos aquellos que gozamos de buena salud, deberíamos dedicar nuestras energías a desarrollar las más altas cualidades humanas. De este modo, si bien el cuerpo no es la meta de una vida dedicada a la verdad, si el fundamento. La razón de esto es que, al final, una salud deficiente puede volvernos distraídos y limitados en nuestra habilidad para despegarnos del cuerpo.

Se trata de un sistema de medicina simple y gracioso. No ofrece una serie de explicaciones teóricas para describir el funcionamiento del organismo humano y sus trastornos. Por el contrario, lo único que hace es exponer ante la mente, las leyes naturales. Nos instruye para emplear los poderes de la naturaleza en formas simples y prácticas. Nos enseña que, finalmente, todo el poder e inteligencia fluyen desde lo absoluto. Por esta razón, la sabiduría del ayurveda se documentó desde sus orígenes en el lenguaje del absoluto: el sánscrito. Como la creación misma, los sonidos, los caracteres y gramática de este lenguaje son bellos y plenos de paz en sí mismos. El sánscrito crea quietud en la mente porque refleja la quietud del absoluto. El ayurveda también emplea principios energéticos que son a la vez simples, profundos y multidimensionales.

 

Reconocimiento de las fuerzas de la naturaleza

El ayurveda reconoce las fuerzas de la naturaleza que operan dentro y fuera de nosotros. Busca determinar qué fuerza predomina en nuestra fisiología particular. Por ejemplo, puede determinar en forma simple si hay un exceso de agua en el sistema debido a un desequilibrio de energías en los riñones; en contraste, la medicina moderna invoca explicaciones teóricas complicadas.  La medicina moderna llamaría “síndrome nefrítico” a este trastorno, término arbitrario e innecesariamente materialista que no comunica una información práctica.

Por contraste, los conceptos usados en el ayurveda provienen de la observación directa de la naturaleza. Los cinco elementos del ayurveda son los poderes de la naturaleza misma operando dentro de nosotros, y se nos enseña a observar y vivir en armonía con estos poderes. De igual manera, es fácil volvernos conscientes de estas mismas fuerzas operando dentro de nosotros a nivel fisiológico. Así, tal como estar en el agua o expuestos al fuego por periodos excesivos puede dañarnos externamente (causando hipotermia o quemaduras de tercer grado en la piel), el permitir que nuestra agua, o el fuego interno se eleven demasiado pueden causarnos trastornos internos.

Fuente: Ayurveda, el arte de la antigua medicina hindú. Scott Gerson, Editorial Grijalbo, Pág. 17-22.

 

 

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *