Share
Rate this post

¡NO TE PIERDAS NUESTROS SEMINARIOS, CADA SEMANA HAY UNO NUEVO!

Comunidad ELAESI debido a que en nuestro próximo seminario que les ofreceremos acerca de la “Condromalacia tratada con Quiropráctica Deportiva” les queremos compartir un poco más de información acerca de estos temas, también lean los demás artículos que tenemos relacionados a éstos temas. Los cuales serán abordados de mejor manera el día de nuestro seminario, así que complementen la información que se brinda aquí con la oportunidad de acudir a nuestras instalaciones el próximo 31 de agosto a las 16:00 horas.

LA CONDROMALACIA

Primero veamos, ¿qué es la condromalacia?

Para hablar de la condromalacia tenemos que entender primero como es que se encuentra compuesta la rodilla del ser humano, a continuación, les explicaremos:

Comencemos hablando de la articulación de la rodilla, esta articulación está formada por el fémur, la tibia y la rótula. La rótula es un hueso flotante,  es el sitio de inserción de los cuatro vientres musculares del cuádriceps, este tendón ejerce ciertas presiones longitudinales externas en la rodilla, cuando estas tensiones son excesivas por un desbalance de fuerzas, la rótula presenta una desviación lateral la cual trae como consecuencia desgaste de la cara inferior de la rótula por el roce continuo,  y de la articulación por la mala alineación  y presión de la rótula.

A continuación les mostramos un ejemplo ilustrado:

¿Qué es y cómo está formado el cartílago?

El Cartílago Articular es un tejido formado por células, que conforma una superficie blanquecina, brillante y dura qué es la que cubre la zona ósea que roza con otro hueso formando la articulación.

Este tejido no está vascularizado por lo que su nutrición se realiza a través los intercambios de oxígeno y nutrientes que tienen lugar por ósmosis, a través de la sustancia extracelular.

Desgaste del cartílago o condromalacia ¿Por qué se produce?

La erosión y reblandecimiento de este tejido se le denomina condropatía o condromalacia. Cuando se produce en la rótula en la rodilla, también se le denomina síndrome de hiper-presión rotuliana externa, lo cual ya no indica la zona de la rótula donde más desgaste por presión se suele dar.

Para las causas de este problema, evidentemente la edad es un factor favorecedor pero paradójicamente muchas personas mayores tienen desgaste en esta articulación de la rodilla y sin embargo se producen pocos síntomas, sin embargo cuando se produce en una persona joven los síntomas son mucho más intensos.

Cuando nos encontramos este problema en la persona joven podemos adjudicar a varios factores:

  • Factores genéticos por alteración de la estructura de la rodilla.
  • Factores ortopédicos hereditarios que favorecen que la rótula esté desplazada hacia lado externo de la rodilla
  • Presencia de repliegues de tejido fibroso en la cápsula articular y el alerón rotuliano externo que desplazan externamente la rótula durante el movimiento de la rodilla.

Síntomas de la condromalacia o desgaste de cartílago rotuliano

Se tratan de descompensaciones musculares donde el vasto interno de la rodilla se debilita respecto al vasto externo lo cual provoca que el movimiento de la rótula respecto al fémur esté descentrado y favorezca el roce  del cartílago, sobre todo en el lado externo.

Esta descompensación muscular puede estar provocada tanto por un exceso de ejercicio como por un exceso de sedentarismo, pero fundamentalmente hay factores que no se tienen en cuenta habitualmente.

La disfunción visceral más habitual que provoca este problema en la rodilla derecha es la irritación del intestino delgado, provocada a su vez por una mala alimentación o por estrés.

También la condromalacia puede tener relación con una mala alineación del pie, no solo de la rodilla, por ejemplo, se presenta mucho en los pacientes que presentan la patología de pie supinado, ya que el apoyo del pie se realiza mayormente con el borde externo del pie, esto se puede identificar fácilmente en el desgaste del calzado, si desgasta más la suela del zapato en el borde interno.

Grados de la condromalacia o condropatia rotuliana

  • 1.-  Dolor leve, por reblandecimiento del cartílago, síntomas leves de dolor que suele presentarse por alguna posición, o ejercicio, el calzado, o cambios climáticos
  • 2.- Dolor más intenso, por una pequeña fibrilación del cartílago que perdura con el tiempo, y es posible visualizar el desgaste a través de la resonancia magnética
  • 3.- Dolor más intenso, ya la superficie del cartílago esta fisurada llegando a las capas profundas del cartílago y viene acompañado de inflamación intensa y con cambios imagenológicos importantes.
  • 4.- Pérdida del cartílago articular, dolor incapacitante y permanente de la articulación, acompañado de inflamación, e inestabilidad articular.

Diagnóstico de la condromalacia rotuliana

La presencia de los síntomas anteriormente expuestos pueden conducir a la sospecha de condromalacia, pero la confirmación sólo puede darse mediante la resonancia magnética, ya que demuestra si la capa de cartílago es más delgada o si está completamente erosionada exponiendo el hueso.

La ecografía no se utiliza en la rodilla, ya que no muestra ninguna lesión en profundidad y los rayos X pueden mostrar un adelgazamiento de la articulación, pero no se puede ver la consistencia de cartílago.

Tratamiento de fisioterapia y otras medidas complementarias

El médico debe descartar que el problema no es genético y por tanto no es conveniente el tratamiento quirúrgico.

Posteriormente lleva a cabo una fisioterepia, en la cual se deberá tratar esas descompensaciones musculares a base de:

  • Estiramientos
  • vendajes
  • Potenciación del vasto interno del cuádriceps
  • En algunas ocasiones será conveniente tratar la disfunción orgánica que provoca esa descompensación muscular.

Aquí en ELAESI tenemos diplomados en fisioterapia, uno de ellos es el Diplomado en Quiropráctica

¡Consulta más información en nuestros medios de contacto!

(55) 55821792

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *