Saltar al contenido

EL APOYO COMPLEMENTARIO DE LA NATUROPATÍA.

La Naturopatía es un área de salud que trabaja la prevención, el tratamiento y la promoción de la salud óptima mediante el uso de métodos terapéuticos para fomentar el proceso de sanación.

En la naturopatía concibe la enfermedad como un desajuste en el campo energético del paciente y, es por ello por lo que busca mantener el estado Natural utilizando prácticas y tratamientos naturales, centrándose no solo en los síntomas, sino que ayuda al conjunto orgánico y emocional a alcanzar el equilibrio o curación.

NATUROPATIA

¿Qué beneficios agrupa la Naturopatía?

La naturopatía se centra en el poder curativo que ofrece la naturaleza y la capacidad de autocuración de nuestro cuerpo, por lo que se obtienen múltiples beneficios como:

  • No contienen sustancias químicas los tratamientos ofrecidos, por lo que no son agresivos para el organismo, no deja residuos y no producen efectos secundarios.
  • Busca el Bienestar General además de la eliminación de los síntomas.
  • Utiliza técnicas preventivas, se interesa porque todo esté bien; cuerpo, emociones, mente y espíritu.

¿Qué terapias utiliza la naturopatía?

Los diferentes tratamientos que utiliza la naturopatía pueden ser:

  • Alimentaria: mantener un buen hábito alimenticio y una alimentación saludable. Contempla periodos de ayuno con el fin de preservar la salud.
  • Fito complementaria: terapia basada en plantas tanto en la alimentación como en la aplicación local.
  • De los estímulos naturales: hace llegar a nuestro cuerpo los cuatro elementos Naturales (tierra, agua, sol y aire) para sentir el bienestar adecuado.
  • Natural: aplica diferentes técnicas de masaje mediante las manos como el quiromasaje, shiatsu, osteopatía, reflexología podal, drenaje linfático, reiki o terapia craneosacral, entre otros.

¿En qué áreas es más efectiva la naturopatía?

La naturopatía puede aplicarse en el alivio sintomático o mejoría de patologías como:

  • Afecciones agudas. Gripes, resfriados o irritaciones.
  • Lesiones o traumatismos.
  • Patologías o enfermedades psicológicas levestales como el control de la ansiedad y el estrés o la gestión de emociones como la ira o la tristeza.

Diferentes enfermedades crónicas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.