Los diferentes tipos de piel en dermatología

Los diferentes tipos de piel en dermatología

La piel en la dermatología

La piel es el órgano más grande que tenemos, incluso el más pesado, pues ayuda a protegernos de agentes externos y así mismo es el órgano encargado de regular la temperatura corporal.

La dermatología, es el área médica especializada en diagnosticar trastornos, afectaciones e infecciones en la piel.

Sin embargo, para esta rama médica sumamente importante conocer el tipo de dermis de cada paciente, esto debido a que de ello dependerá en gran parte los tratamientos que el dermatólogo pueda atenderlo de manera correcta.

¿Cómo puedo saber qué tipo de piel tengo?

Para conocer el tipo de piel que tienes debes de observar diferentes características en esta misma, las cuales te indicaran cual tienes.

Por lo general, el tipo es parejo en todo el rostro, sin embargo hay quienes suelen tener un tipo mixto, esto dependerá de diferentes factores.

  • Internos
  • Externos

Sin embargo, es recomendable cuidar nuestra dermis para prevenid alteraciones  o deshidratación, pues es uno de los órganos que requieren cuidados específicos dependiendo su tipo.

¿Cuáles son los tipos de piel que existen?

Actualmente la dermatología contempla cinco tipos de piel diferentes, las cuales tienen características particulares:

  • Normal
  • Sensible
  • Grasa
  • Seca
  • Mixta

Características dermatológicas

A continuación mencionaremos las características de cada tipo que existen para la dermatología.

Hay que considerar que todas las personas  pueden sufrir de alteraciones o infecciones dermatológicas que deben ser y tratadas por profesionales.

Y de igual manera, es necesario destacar que actualmente existen productos específicos para cada tipo de dermis.

Piel normal

  • Sus poros son finos.
  • Existe un balance dérmico y de Ph.
  • Manifiesta una buena circulación.
  • Tiene una textura suave y tersa.
  • Color uniforme.
  • No sufre de imperfecciones.
  • Requiere de lavado en el día y durante la noche.
  • Se recomienda exfoliarla una vez por semana.
  • Usa productos para mantenerla hidratada.

Piel sensible

  • Requiere cuidados específicos.
  • Tiende a irritarse fácilmente.
  • Se enrojece con facilidad (frío o calor).
  • Evita productos abrasivos.
  • Se recomienda agua micelar o leche para desmaquillarse.
  • Utiliza mascarillas para calmar y relajar.

Piel grasa

  • Tiene imperfecciones.
  • La zona más grasa es la zona T.
  • Tiene una hiperproducción de sebo.
  • Sus poros son grandes.
  • Tiene puntos negros y espinillas.
  • Su aspecto es brillante.
  • Tiene acné.
  • Es necesario realizar limpias profundas y exfoliaciones.
  • Se recomienda no usar maquillaje grasoso.
  • Recomiendan usar productos de carbón activado.
  • Mantener una buena hidratación.

Piel seca

  • Tiene poca producción de sebo.
  • Se caracteriza por un tono opaco.
  • Cutis cuarteado.
  • Falta de hidratación.
  • Aparición de manchas.
  • Sensación de rigidez.
  • Se recomienda evitar productos a base de alcohol.

Piel mixta

  • Es un tipo de cutis que reúne a dos o más tipos anteriormente mencionados.
  • Suele ser graso en la zona T.
  • Se recomienda hacer uso de mascarillas.
Los diferentes tipos de piel en dermatología
Scroll hacia arriba