Share
Rate this post

La nutrición y México

Tacos, tortas, pozole, quesadillas, gorditas, huaraches y refrescos. Son elementos base de la alimentación y nutrición del mexicano. Sin embargo, el comer así se ha convertido en un verdadero problema de salud. No solamente en adultos, también en niños.

Recordemos que la nutrición tiene como fin estudiar las propiedades de los alimentos; así como también la digestión y requisitos alimenticios de las personas. Por lo tanto, en un país como el nuestro, en donde la falta de educación nutricional nos ha colocado en el segundo lugar de los países con mayor obesidad. La nutrición resulta tener un altísimo valor de importancia para todos nosotros.

Las etapas de nutrición

Tenemos diferentes tipos de etapas nutricionales. Ya sea desde la lactancia o hasta la etapa de adultos mayores. La nutrición no deja de tener importancia.

Lactante: Desempeña un papel decisivo, pues constituye uno de los factores determinantes durante el crecimiento y desarrollo del lactante.

Niñez: Si los menores consumen una menor cantidad de alimentos de los requeridos; su organismo no crecerá, ni se desarrollará correctamente. Pero, si consumen más cantidad alimenticia de la necesaria. Se tendrán como resultado problemas de salud, obesidad, diabetes, hipertensión, etc.

Adolescencia: Sabemos que es una etapa de cambios tanto hormonales como de personalidad. Por consiguiente, necesitamos tener todos los nutrientes; por lo tanto, proteínas, zinc, hierro, calcio, fibra, almidones, omega 3, complejo B, vitamina A, D y C se deben encontrar en la alimentación durante esta etapa.

Adultos: Llegados a esta etapa, la nutrición es importante para prevenir enfermedades; diabetes hipertensión arterial, hiperuricemia, niveles altos de colesterol y triglicéridos en sangre, problemas respiratorios, dolencias digestivas. Son algunas enfermedades que atacan a las personas en esta etapa.

Adultos mayores: Llegados a esta etapa de la vida, la velocidad de los cambios degenerativos llega a ser mayor que la velocidad de regeneración celular. Existen deficiencias frecuentes de vitaminas y nutrimentos inorgánicos, entre los que se encuentran el ácido fólico, el hierro, el zinc, las vitaminas C, D y E.

Beneficios de una buena nutrición

La buena nutrición trae excelentes beneficios para la salud. No solamente nos ayudará a evitar la aparición de enfermedades. También tendremos un aspecto más saludable, puesto que nuestro cuerpo tendrá los nutrientes y vitaminas necesarios para llevar un adecuado funcionamiento.

Muchas veces queremos comprar en las tiendas de ropa alguna prenda. ¿Pero cuántas veces no lo hemos hecho por tener algunos kilos de más? Si llevamos una buena nutrición, no tendremos que pasar por este problema.

Te invitamos a ver el siguiente vídeo en donde la Licenciada Adela Alanís, nos habla sobre este tema.

No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube.

Síguenos en Facebook y en Twitter.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *