Share
Rate this post

El ozono, un método eficaz

Cada día la medicina avanza exponencialmente. Si bien es cierto, muchas enfermedades continúan sin tener una cura; por otro lado existen alternativas que se van generando para tratar este tipo de males. El ozono ha mostrado ser un gran método para tratar enfermedades. Recordemos que la técnica hace uso del ozono como agente terapéutico.

Al ser uno de los agentes oxidantes más fuertes, el ozono posee un efecto como blanqueador y desinfectante. El ozono medicinal es en realidad una mezcla de un 5% de ozono como máximo y un 95% de oxígeno.

La ozonoterapia ha mostrado su efectividad en el tratamiento de diversas enfermedades. Ademas de un bajo costo y formas de administración relativamente fáciles de aplicar.

Efectos fisiológicos del ozono

Usándolo de modo terapéutico, el ozono ha demostrado un alto nivel de capacidad para ejercer cambios en diversos aspectos fisiológicos. Al ser un agente disuelto en el plasmase activa de manera instantánea por las moléculas antioxidantes de las personas. Como por ejemplo mencionamos el ácido úrico, ácido ascórbico, glutatión reducido, etc.

Durante el proceso de la ozonoterapia, se producen una serie de reacciones bioquímicas. A su vez se ocasionan diversos cambios en la sangre. Entre los cuales están la activación de glucolisis en los eritrocitos con un incremento en la producción de ATP, y 2,3-difosfoglicerato. También incrementan la liberación de oxígeno por parte de la hemoglobina a nivel tisular.

El ozono y sus efectos en la terapia

Existen bacterias, virus, hongos, y protozoarios que pueden llegar a ser inactivados por una concentración alta de ozono. Esto debido a que se quiebra la membrana cular en las bacterias mediante el proceso de oxidación derivado del ozono. También se inhibe el crecimiento celular en algunos estadios, y en cuanto a los virus impide su ciclo reproductivo.

Los resultados obtenidos han servido para comprender el efecto y resultado benéfico que presenta el ozono. Diversos tipos de patologías reaccionan bien cono esta terapia. Puesto que existe una relación en el estrés oxidativo y sistema inmunológico.

Algunos padecimientos en donde se ha corroborado las ventajas de uso de ozono son:

  • Osteomielitis, enfisema pleural, abscesos con fístula, heridas infectadas, úlceras de decúbito, escaras, úlceras crónicas, pie diabético y quemaduras.
  • Enfermedades isquémicas avanzadas.
  • Degeneración macular relacionada con la edad (forma atrófica) porque la oftalmología ortodoxa no da un tratamiento significativo.
  • Enfermedades ortopédicas y osteoartrosis localizada.
  • Síndrome de fatiga crónica y fibromialgia.
  • Odontología relacionada con lesiones cariogénicas primarias, particularmente en niños.
  • Estomatología para infecciones crónicas y recurrentes en la cavidad oral

También existen beneficios con el ozono que en teoría funcionan. No obstante aún no existe evidencia al respecto.

  • Fatiga relacionada con cáncer.
  • Asma
  • Enfermedades autoinmunes (esclerosis múltiple, artritis reumatoide, enfermedad de Crohn, psoriasis).
  • Demencia senil.
  • Enfermedades pulmonares: Enfisema, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, fibrosis pulmonar idiopática y el síndrome del distress respiratorio agudo.
  • Enfermedades de la piel: psoriasis y dermatitis atópica.
  • Metástasis de cáncer.

Les invitamos a ver el siguiente vídeo, en donde el Dr. Francisco Aedo nos habla sobre la ozonoterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *