Share
Rate this post

Las mascotas, un miembro más de la familia

La terapia neural es un gran procedimiento para aliviar dolencias que ha dejado de ser exclusivo para las personas. En ocasiones las mascotas sufren accidentes, o son operados y todo parece ser relativamente normal, sin embargo; el lugar donde tiene la cicatriz o sufrió el golpe puede estar generando dolores en diferentes áreas.

ES muy conocido que las mascotas son parte de nuestras familias. Les expresamos el cariño y amor de una forma tangible. Qué importa si no nos dicen “Gracias”, simplemente con su reacción entendemos que están alegres.

No obstante, hay ocasiones en que lamentablemente comienzan a enfermarse. Es ahí cuando hacemos lo posible y lo imposible para poder ayudarlos. En ocasiones resulta ser una situación difícil de sobrellevar.

Una ayuda llamada terapia neural

Sabemos que la terapia neural consiste en realizar una búsqueda del punto en donde el dolor se está generando. Posteriormente se brinda una inyección con procaína para restaurar las conexiones en el sistema nervioso.

Como bien sabemos las mascotas también pueden recibir esta terapia. El procedimiento realizado es similar. No obstante, muchas de las mascotas no tienen tanta tolerancia ante el dolor de las agujas, por lo tanto; en ocasiones se puede presentar que diferentes razas reaccionen de forma distinta. Por ejemplo, algunas mascotas podrán estar tranquilas, mientras que otras tener mucho miedo y temblores.

Uno de los mejores puntos a favor que tiene la terapia neural en mascotas. Es que su duración es parcialmente corta. Por lo tanto, las mascotas tienen la menor cantidad de estrés posible.

¿En qué momento se debe llevar a cabo?

Una gran interrogante que seguramente pensamos es el cuándo poder usar la terapia neural en las mascotas. Primeramente, estamos hablando de una terapia alternativa. Y a pesar de que la terapia neural ha ido ganado terreno, en el ámbito de la veterinaria aún no es muy conocido.

Cuando nuestras mascotas han tenido varios tratamientos y no hemos obtenido resultados satisfactorios, es un buen momento para hacer uso de la terapia neural. Otro caso en el que se puede utilizar es cuando de forma lamentable la mascota está en un caso terminal.

Pero no hay ningún motivo para desanimarnos. Ya que a continuación vamos a mencionar los casos más comunes en los que la terapia puede llegar a ayudar a tu mascota, recuerda siempre hay alguna alternativa al alcance de nosotros.

  • Dolores articulares
  • Dolores musculares
  • Displacía de cadera
  • Problemas neurológicos

Aspectos a tomar en cuenta

Debemos de comprender y tener presente que como todo tratamiento no tiene garantizado un éxito total. Existen factores que pueden llegar a afectar los resultados. Hoy en día no tenemos ninguna cura para todas las enfermedades que nos afectan a nosotros y a las mascotas.

No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube.

Síguenos en Facebook y en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *