Share
Rate this post

Las enfermedades inflamatorias intestinales son un grupo de trastornos que causan inflamación en los intestinos. La inflamación dura mucho tiempo y por lo general se vuelve recurrente.

Existen dos tipos de enfermedades inflamatorias intestinales: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Sin embargo, hasta no hallar una diferencia entre estas dos se le llega a conocer como colitis hiperdeterminada.

 

Causas

Las causas se desconocen. El sistema inmunitario suele ser agresivo para estos pacientes al momento de luchar contra la misma enfermedad, sin embargo en personas de raza caucásica suele tener mayor efecto. Estas enfermedades son catalogadas como muy raras. Se presentan seis casos de cada cien mil habitantes. Las edades comprenden de cero a cinco años, de los 15 a los 25 o en una edad avanzada mayores a cincuenta años.

 

Consecuencias en el organismo

Estas enfermedades se manejan con dos tipos de actividad. Una se le llama brotes de actividad, cuando la enfermedad está activa y cuando la enfermedad se encuentra pasiva. En CUSI, el sistema inmunitario sólo ataca al colón. Sin embargo, cuando hablamos de enfermedad de Crohn puede atacar desde la boca hasta el ano. El organismo lo detecta como algo extraño y el cuerpo empieza a ser dañado a través de úlceras y fistulas en el exterior.

 

Síntomas en enfermedad de CUSI

Cuando se trata de CUSI, va a presentar diarrea sanguinolenta, dolor abdominal, fiebre mayor a 38 grados en horas de sueño, pérdida de peso. En el caso de infantes desarrollan un retraso en su crecimiento, padecen distinción abdominal; padecen también anemia y apulinemia, alteraciones hidroeléctricas, esto debido a las evacuaciones. Dolor en articulaciones, úlceras en la boca, dolores en la piel, rectorragia, manifestacionies oculares, pérdida de la visión y problemas hepáticos, debido a una hepatitis o el tipo de medicamento que se les maneja.

 

Causas en enfermedad de Crohn

En Chron se presenta un dolor abdominal, esto se caracterizar por ser postprandial: el paciente come y enseguida padece una molestia o dolor. Puede tratarse de diarrea, retraso en el crecimiento o anorexia. Los pacientes optan por dejar de comer, presentan una fiebre intermitente, dolor articular, úlceras, lesiones cutáneas, lesión periférica, lesión perianal, pérdida de peso, manifestaciones oculares, estenosis intestinal y puede presentarse una hepatitis crónica.

 

Tratamientos

Se manejan medicamentos estiroideos para mantener en remisión las enfermedades inflamatorias intestinales el mayor tiempo posible. También se manejan medicamentos biológicos para controlarla, sin embargo no existe un tratamiento para eliminarla. En CUSI se logra retirar el colón para hacer desaparecer la enfermedad debido a que ya no tiene porción del cuerpo para atacar. Pero cambian completamente la vida de las personas, porque al no haber intestino grueso, pues se van a perder ahí sus funciones, y una de estas que es la defecación van a tener que llevar una bolsita, por donde van a salir los deshechos.

 

Recomendaciones

Tenemos que suplementar todas las pérdidas que tiene el paciente y eliminar alimentos que provocan mal estado, por ejemplo los alimentos ricos en fibra provocan distención.

No se puede controlar si no es a través de una dieta. Ya que son enfermedades autoinmunes. Puede estar en una etapa tranquila y mañana puede tener una actividad o un brote. Son pacientes muy complicados de manejar.

 

 

 

Pregunta por nuestro Diplomado de Nutrición en nuestra área de ventas

(55) 55821792

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *