Share
Rate this post

La alimentación en México

La alimentación y la desnutrición en México ha sufrido diferentes cambios en los últimos años. Vivimos en un país con diferentes contrastes, pero siempre predomina la desnutrición y deficiencias en la alimentación.  Ahora bien, esto es desencadenado por la privación social y la pobreza que sigue estando presente en el país, y en distintos grupos sociales.

Por otro lado, existe la obesidad y enfermedades crónico degenerativas. Esta situación tiene su origen en cierta forma debido al aumento de la esperanza de la vida poblacional. Pero también es irrefutable que en muchos casos se origina por los malos hábitos o costumbres en el aspecto alimenticio. Todo esto como consecuencia de factores económicos, sociales y culturales.

Situación nutricional

La situación nutricional del país se encuentra afectada debido a muchos factores. Por hacer mención, podemos encontrar la misma estructura poblacional que es considerada como una pirámide de edades. Dicho de otra forma, la proporción de individuos de distinta edad, la predominancia sobre otro grupo socia. Por ejemplo, niños y personas de edad avanzada

Mala nutrición por carencia

La carencia del país alcanza altos niveles. Existen personas en estado vulnerable, personas que ven en las calles su hogar, e incluso familias con pocos recursos para sostener una comida equilibrada. Este tipo de circunstancias afectan directamente a la población, haciendo que exista mucha desnutrición en el país.

Desnutrición: Cuando se presenta en la etapa de los infantes constituye un serio problema de salud. En México se han llevado a cabo numerosos intentos por cuantificarla y erradicarla, aun así, no es una tarea fácil.

Es común que cuando se hace mención a la desnutrición, se alude a la prevalencia en la desnutrición infantil, en especial a los menores de 5 años, sin embargo; los medios de comunicación tratan la magnitud del problema con gran ligereza. Por consiguiente, ofrecen al público cifras escandalosas y datos fuera de contexto.

Diagnosticando la desnutrición

Para hacer un diagnóstico de la desnutrición es necesario contar con una diversidad de instrumentos. El problema radica en que no se utilizan de manera habitual en las encuestas de nutrición. Por razones primordialmente técnicas, no se puede diagnosticar la desnutrición en forma tan ingenua y superficial, partiendo solamente del peso y la talla.

Aun cuando estos son indicadores muy útiles, no debemos adelantar conclusiones. Ya que es necesario contar con una evaluación clínica previa, además de hacer una serie de consideraciones sobre la veracidad de los datos, tablas y percentiles de referencia. Algo muy importante para erradicar la desnutrición aparte de las evaluaciones clínicas, es resolver los problemas de pobreza, marginación, así como evaluar el efecto de estas acciones.

Los invitamos a ver el siguiente vídeo “Seminario Enfermedades neurodegenerativas y nutrición Lic. Alejandro Peña”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *