Share
Rate this post

Nutrición y la juventud

Existen alimentos que por sus propiedades antioxidantes y demás sustancias, son importantes para el rejuvenecimiento de la piel. Sin embargo, algunos buenos hábitos son clave para alcanzar este estado óptimo. Debemos ser constantes de esto cada día y tener disciplina para alcanzar ese fin. Los resultados no son instantáneos, y se requiere de mucha paciencia y constancia.

Alimentos y algo más

La mala higiene, el uso excesivo de maquillaje, el uso de productos sin recomendación, malos hábitos alimenticios, no dormir suficiente y para colmo tener una actitud negativa y mal humor no contribuyen nada a tener una piel tersa y juvenil. Es por ello la aparición de líneas de expresión, todo tipo de manchas y poros abiertos, entre otros detalles más. Cuidar la piel es fundamental, no sólo en el aspecto estético sino de ánimo.

Beneficios

Conoce a continuación los mejores productos naturales para mantener nuestro rostro joven.

  • Aceites de oliva y semillas de lino: En especial, el ácido alfa-linolenico que se encuentra presente en los ácidos grasos omega 3, combate la sequedad de la piel, que a largo plazo promueve la formación de arrugas.
  • Los pescados: La grasa es un nutriente que protege todas las celular del cuerpo, incluso las de la piel. Pescados como el salmón y la trucha que incluso estimulan la reparación de las células de la piel.
  • Té verde: Contiene propiedades anti inflamatorias y efectos rejuvenecedores sobre la piel. Estos efectos son atribuidos a las altas concentraciones de catequina. Consume dos tazas de té verde para tratar el enrojecimiento y daño en la piel producido por el sol.
  • Aguacate : Contiene abundante cantidad de aceites esenciales y vitamina B. Estos actúan como nutrientes de tu piel, tanto desde adentro como desde afuera. La vitamina B3 es especialmente importante para una piel saludable, ya que posee propiedades anti-inflamatorias, alivia la irritación y el enrojecimiento de la piel. Un aguacate tiene un 27% de la cantidad de vitamina B3 que necesita el cuerpo.
  • Mango: Es una fruta que provee más del 80 por ciento de los requerimientos diarios de vitamina A; mantiene y repara las células de la piel. Un déficit de vitamina A podría traducirse en una piel reseca y de aspecto escamado. La vitamina A es un antioxidante que combate el daño de los radicales libres que puede causar un envejecimiento prematuro de la piel.
  • Champiñones: Los hongos son ricos en vitamina B. Esta vitamina es vital para tu piel, ya que contribuye al mantenimiento del tejido y a su reparación. También mejora el enrojecimiento del tejido causado por la rosácea. La vitamina B es muy importante en la reparación de la piel en caso de heridas, quemaduras o cicatrices.
  • Nueces: Si deseas que tu piel se vea libre de acné, puntos negros, hinchazón y arrugas, las nueces y en particular su alto contenido de omega 3 pueden ser tus aliadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *